Boletin Semanal

Suscribirse aqui

Diésel y energías renovables


Contar con un marco regulatorio para desarrollar las energías renovables  y revertir la extrema dependencia del diésel, parece que ha comenzado a ser una de las prioridades de ENDE Corporación, como puede deducirse de la información proporcionada a ENERGÍABolivia por el gerente de proyectos y desarrollo de Guaracachi, S.A., Manuel Valle.

La autoridad dijo que se están dando pasos que, espera, permitan construir una normativa adecuada para el desarrollo de la generación de electricidad con fuentes alternativas; entretanto, reconoció que la nueva Constitución no ofrece criterios claros en beneficio de las energías renovables que podrían disminuir la dependencia de la importación de diésel.

“Hay una serie de proyectos que se están tomando en cuenta de manera bastante rápida y ejecutiva después de que ENDE tomó el mando de la generación y el control a nivel de nuevas alternativas de generación en el país, otorgando a sus filiales la posibilidad de ser los mandos ejecutivos que no se tenía antes”, dijo sin embargo al destacar que a partir del año 2013 se ha iniciado un proceso de análisis de las posibilidades energéticas renovables en Bolivia.

Por el momento y según el Artículo 378 de la CPE, las diferentes formas de energía y sus fuentes constituyen un recurso estratégico y su acceso es un derecho fundamental y esencial para el desarrollo integral y social del país, regido por los principios de eficiencia, continuidad, adaptabilidad y preservación del medio ambiente.
El Artículo 379. I., indica asimismo, que el Estado desarrollará y promoverá la investigación y el uso de nuevas formas de producción de energías alternativas, compatibles con la conservación del ambiente, pero, está claro que el desarrollo de las renovables va en busca de una mayor regulación que, probablemente, se exprese también en una subvención estatal.

Bajo este  paraguas, la idea es buscar una normativa más completa y conocer el potencial de energías renovables. Al momento, ENDE ha puesto énfasis en la solar para lo cual está ejecutando mediciones in situ, identificando zonas con mejores características para el emplazamiento de estaciones de Medición Solar, y estableciendo una red de monitoreo a través de estaciones que cumplirían con las normas de medición mundial.

Por tanto, y pese al potencial para producir energía con biomasa que existiría en el oriente del país, por ejemplo, ENDE se habría visto obligada a priorizar la construcción de la planta solar en Cobija, toda vez que, al momento, el 70% del diésel importado se utiliza para generación de energía.

Valle sostuvo, en este marco, que la planta solar de Cobija proyecta un ahorro esperado de diésel de 1,9 MM litros/año, junto a una reducción de gases de efecto invernadero de 5,000 tCO2e por año, con una potencia instalada del proyecto de MWp:5,2, conectada al Sistema Aislado Cobija, a través de una línea dedicada en 34,5 kV. 2 con una inversión estimada de $us 11,38 millones. Nos queda claro que, al momento, el mayor problema en materia de generación continua siendo la importación de diésel.

FUENTE: EL DÍA

AUTORA: VESNA MARINKOVIC

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar