Boletin Semanal

Suscribirse aqui

La realización de la XLV Reunión de Ministros de la OLADE a finales de octubre en Tarija, coincide con el cuadragésimo segundo aniversario de la creación de dicha organización, motivo que ENERGÍABolivia agradece, para presentarle amigo y amiga lectora, una sucinta revisión de lo que es y lo que hace esta institución por la región.

###

¿Qué es y qué hace la OLADE por la región?

La realización de la XLV Reunión de Ministros de la OLADE a finales de octubre en Tarija, coincide con el cuadragésimo segundo aniversario de la creación de dicha organización, motivo que ENERGÍABolivia agradece, para presentarle amigo y amiga lectora, una sucinta revisión de lo que es y lo que hace esta institución por la región.

 

Energía Bolivia

 

La Organización Latinoamericana de Energía (OLADE), una institución intergubernamental fue constituida el 2 de noviembre de 1973, mediante el Convenio de Lima firmado y asumido, en ese entonces, por 22 países latinoamericanos y tiene su sede permanente en Quito, Ecuador. Actualmente, dicho convenio ha sido ratificado por 27 países de la región y cuenta además con la adhesión de Argelia como “país participante”.

 

Para contextualizar el momento de creación de la OLADE conviene recordar que la década de 1970, en términos energéticos, estuvo marcada por las nacionalizaciones del petróleo árabe: Libia en 1970, Argelia en 1971, Iraq en 1972, Arabia Saudí en 1974, Kuwait en 1975.

 

Este tipo de medidas no eran ajenas a América Latina, pues a finales de 1969 Bolivia había nacionalizado sus hidrocarburos; y el año 1974 Argentina iniciaba la nacionalización de su sector eléctrico. Además de que había una fuerte presencia de las empresas estatales en el sector energético.

 

No obstante lo anterior, posiblemente el hecho más relevante en términos energéticos se dio el 23 de agosto de 1973, cuando la Organización de Países Árabes Exportadores de Petróleo (OAPEC, por su sigla en inglés) decidió suspender las exportaciones de petróleo a los países que habían apoyado a Israel en la guerra del Yom Kippur, con lo que se dio inicio a la denominada “primera crisis del petróleo”.

 

Crisis que, luego de haber ocasionado la subida de los precios del petróleo y todas las consecuencias inherentes al hecho, podría decirse que concluyó el 17 de marzo de 1974, cuando los países árabes decretaron el fin del embargo del petróleo contra Estados Unidos.

 

Sólo en ese contexto puede comprenderse la relevancia del Convenio de Lima y la creación de la Organización, cuyo primer objetivo reza: “Promover la solidaridad de acciones entre los Países Miembros para el aprovechamiento y defensa de los recursos naturales de sus respectivos países y de la Región en su conjunto, utilizándolos en la forma en que cada uno en ejercicio de sus indiscutibles derechos de soberaníalo estime más apropiado a sus intereses nacionales; y para la defensa individual o colectivamente todo género de acciones, sanciones y coerciones que puedan producirse contra cualquiera de ellos, por razón de medidas que hayan adoptado para preservar y aprovechar esos recursos y ponerlos al servicio de sus planes de desarrollo económico y social”. (Ver Recuadro)

 

LA OLADE HOY

 

Actualmente las acciones de la OLADE abarcan todos los asuntos energéticos de relevancia para la región. En términos de fuentes energéticas: hidrocarburos, electricidad, energías renovables; y todos los problemas relacionados con el desarrollo y aprovechamiento de estas fuentes: integración energética, energía y acceso, género y energía, eficiencia energética y cambio climático.

 

Para apoyar a los países miembros sobre todos los temas acabados de mencionar, la OLADE ha establecido una serie de programas: El primero de ellos es el de Asistencia Técnica “a través de mecanismos diseñados específicamente para los sectores hidrocarburos y eléctrico y en la mitigación y adaptación al Cambio Climático”.

 

El Segundo es el programa de Planificación Energética, el mismo que “a través del desarrollo y difusión de un manual de planificación energética” permite guiar “a los responsables de la política energética en el desarrollo de políticas y planes en el sector energético”.

 

...junto a la integración energética, existen otros asuntos relevantes...”

 



El tercero es el programa de Cooperación Sur-Sur, el cual promueve e incentiva “la colaboración bilateral y multilateral energética mediante acciones puntuales y expeditas” de tal manera que los países miembros puedan colaborarse en la implementación de políticas energéticas, puedan “proyectar experiencias y buenas prácticas a nivel regional”, y también “facilitar el intercambio de especialistas, conocimientos y experiencias con el fin de promover el trabajo conjunto”

 

El cuarto programa es el de Género y Energía, por medio del cual se pretende que los países miembros apliquen una estrategia que reduzca las inequidades entre géneros ocasionadas por los asuntos energéticos.

 

PROYECTOS QUE EJECUTA OLADE

 

La OLADE también ejecuta directamente diversos proyectos que pueden agruparse en cuatro: El primero es el denominado por ellos “EJE A. Productos y Servicios de información para la toma de decisiones”, bajo esta denominación se agrupan todos los sistemas de documentación, información y estadísticas que la OLADE ha venido conformando en sus 42 años. Los principales y los de más larga data son: el Sistema de Información Económica Energética (SIEE), el Sistema de Información Energética Legal (SIEL), el Sistema de Información Energética Regional (SIER), el Modelo de Simulación y Análisis de la Matriz Energética (SAME), entre muchos otros.

 

El segundo es el “EJE B. Fortalecimiento de Capacidades en el sector energético de los Países Miembros”, en donde se agrupan todas las acciones y mecanismos de capacitación, como las capacitaciones regionales y subregionales, o la capacitación en los mecanismos de asistencia técnica para el sector de hidrocarburos y el sector eléctrico.

 

El tercero es el “EJE C. Desarrollo Energético Sostenible Regional” bajo el cual se agrupan las actividades sobre los beneficios de la Responsabilidad Social Empresarial, el fortalecimiento de capacidades para el mejoramiento de la integración regional, o para promover la transparencia en las actividades extractivas, etc.

 

Por último, el cuarto es el “EJE D. Apoyo a los proyectos de integración Energética Regional”, en el mismo se agrupan todas las acciones, desde la organización de eventos, pasando por el Fortalecimientos de capacidades, hasta el Establecimiento de mecanismos en pos de la integración energética.

 

DESAFÍOS FUTUROS PARA LA OLADE

 

Entre el 26 y 30 de octubre, en la ciudad de Tarija Bolivia, se llevará a cabo la XLV Reunión de Ministros de OLADE y como generalmente ocurre en los eventos de la OLADE, con seguridad se volverá a abordar el asunto de la integración energética, que según las declaraciones de Fernando César Ferreira, Secretario Ejecutivo de la OLADE, en ocasión del lanzamiento oficial de la Reunión, es “El tema más importante para nosotros como organización, para los 27 países que son miembros de OLADE, es que debemos tratar todos los días con integración, y no es algo que se hará hoy y mañana está concluida, no es así, es un proceso, y a veces más lento de lo que esperamos, pero hay que trabajar todo el tiempo” (La Razón, 31/08/2015).

 

No obstante, junto a la integración energética, existen otros asuntos relevantes que la reunión, en función de los objetivos institucionales, también debería tocar, a saber: La factibilidad y las perspectivas de explotación de shale gas en la región. Los recurrentes y, a veces, intensos conflictos socioambientales que las labores energéticas generan. Los mecanismos más idóneos, pero aplicables a la región, para transitar hacia economías bajas en carbono. Los mecanismos de colaboración para afrontar y, de ser posible, amainar los efectos de la caída de los precios del petróleo y el gas natural.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar