Coyuntura Internacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

La brasileña Vale frenó la mayor inversión que se hacía en Argentina


Inicialmente eran US$ 5.900 millones y 4.000 empleos.


La empresa asegura que se duplicaron los costos. La minera brasileña Vale anunció ayer en forma oficial, a través de un comunicado “al mercado”, que “suspende” en forma indefinida el proyecto de la mina de potasio Río Colorado en Mendoza. Para la empresa, la decisión es una consecuencia del “ actual contexto macroeconómico” de la Argentina y de “los fundamentos económicos del proyecto” que según la compañía “no están en línea con la disciplina en la inversión de su capital y con la creación de valor”. Dicho de otra manera, la minera no pretende por el momento abandonar el emprendimiento, en el que lleva invertidos según afirma 2.200 millones de dólares. En cambio, despedirá al personal.

Anoche el gobierno argentino acusó a Vale de tomar una decisión unilateral, pedirle beneficios por US$ 3.000 millones extras y de “abandonar” el proyecto (ver en esta misma página).

Aun cuando las obras fueron paralizadas en diciembre último, hasta ahora la empresa había preservado el plantel de más de 4.000 personas, con la expectativa de resolver el impasse creado en las negociaciones con el gobierno de Cristina Kirchner, que deberían en teoría haberse resuelto en una reunión cumbre de la presidenta con su colega de Brasil Dilma Rousseff. La cita bilateral, que estaba programada para el jueves y viernes pasado, fue cancelada por la muerte del ex presidente Hugo Chávez. Pero después de concluir los funerales y con ambas gobernantes de regreso a sus países, no hubo ninguna indicación de cuándo podrían ser retomadas las deliberaciones.

Según Vale, “en caso de reiniciar el proyecto, se les dará prioridad a los actuales empleados”. Agrega que “seguirá buscando soluciones que mejoren los fundamentos económicos del proyecto para entonces evaluar la retomada”. Con esta suspensión, la empresa en realidad redobló su apuesta frente en las demandas que dejó trascender pretende de la Argentina (y que ésta le ha negado hasta el momento) para continuar con las obras mineras, más el tendido de vías ferroviarias y la construcción de una terminal en el puerto de Bahía Blanca.

Al dejar el emprendimiento en el limbo, sin pretender negociar su venta, bloquea cualquier intento del Gobierno de transferir esos activos a otras compañías que podrían estar interesadas en continuar con Río Colorado. Al mismo tiempo golpea donde más le duele: la cesantía de trabajadores, que debe ocurrir en un año electoral.

La semana pasada, el ministro brasileño de Desarrollo e Industria Fernando Pimentel recibió de sus colegas argentinos una información: el país no iría a ceder a las demandas de la empresa Vale.Estas exigencias de la compañía brasileña apuntaban en dos direcciones: mejorar el tipo de cambio para el ingreso de los dólares de la inversión y conseguir una reducción de impuestos (el IVA) en esta etapa de proyecto. Según los directivos de la empresa, la “elevada” inflación argentina, y un tipo de cambio inadecuado, terminaron por casi duplicar el costo de la inversión, estimado en US$ 6.000 millones.

La conflictiva situación estalló a fines de diciembre y se prolongó en enero, cuando el gobernador mendocino Francisco Pérez amenazó quitarle la concesión minera. Una visita a principios de febrero realizada por Pimentel abrió un canal de negociación. Pero el 4 de marzo en Buenos Aires, durante el último encuentro entre éste funcionario y el equipo económico argentino, esas gestiones se desvanecieron.

Para la Argentina, este es un emprendimiento clave: se trata de la mayor inversión realizada por una empresa extranjera en el país. También es cierto que para Vale es uno de los sus proyectos internacionales más ambiciosos, y con mercado asegurado.

Se afirma que el 90% de lo producido iba a ser exportado a Brasil, país con fuerte demanda de fertilizantes.

FUENTE:http://www.ieco.clarin.com/mercados/brasilena-Vale-freno-mayor-inversion_0_881311907.html

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar