Boletin Semanal

Suscribirse aqui
El VIII Congreso Internacional Gas y Energía “Desafíos del sector energético para la próxima década” ¿crisis u oportunidad?, destacó medidas como la inversión y la diversificación de la economía para enfrentar la presente coyuntura. ###

Gobierno intensifica inversiones EN TODAS LAS ÁREAS DE LAS ENERGÍAS

 

El VIII Congreso Internacional Gas y Energía “Desafíos del sector energético para la próxima década” ¿crisis u oportunidad?, destacó medidas como la inversión y la diversificación de la economía para enfrentar la presente coyuntura.

 

  Vesna Marinkovic U.

 

 

U n nuevo descenso delcrudo West Texas Intermdiate (WTI) hastapor debajo de los 40 dólares y una inesperada devaluación del yuan, marcaron el inicio del VIII Congreso Internacional Bolivia Gas Energía 2015, organizado por la Cámara de Hidrocarburos y Energía (CBHE) en agosto pasado, en el hotel Los Tajibos de Santa Cruz de la Sierra.

 

Pese a ello, el vicepresidente Álvaro García Linera afirmó que Bolivia había decidido no parar de explorar en busca de gas y petróleo, asegurando que esta decisión era parte de los desafíos energéticos para enfrentar las próximas décadas.

 

“Es importante plantearse desafíos porque el sector está atravesando un punto de inflexión”, dijo afirmando que hay varios elementos que explican esta inestabilidad hacia la baja del petróleo y del gas. Citó, por ejemplo, la contracción de la economía mundial y, en particular, de la economía norteamericana, junto a la de la economía europea (a excepción de Alemania), graficando que toda Europa del sur tiene problemas de crecimiento, inestabilidad y recesión económica.

 

Durante estas declaraciones, expertos de distintas partes del mundo también trataban de explicar la coyuntura, incluidos los asistentes al congreso de la CBHE, asegurando que esta situación tenía como origen la sobreoferta de petróleo en el mercado energético proveniente de Estados Unidos; los 32 millones de barriles diarios producidos por los países miembros de la OPEP; además del levantamiento de sanciones económicas a Irán que representaría una mayor oferta de crudo al mercado internacional.

 

PESE A TODO

 

García Linera dijo que “hay tendencias pero no hay certezas, se dice que es un bache temporal pero que vienen tiempos mejores; estamos hablando de un recodo en el camino de carácter temporal”. Afirmó que para hacer frente a este momento había que preguntarse cómo convertir este recodo en una oportunidad de la que se pueda sacar las mejores ventajas en la perspectiva de una recuperación que, en su criterio, tendrá que venir más temprano que tarde.

 

“Por ello se han asumido un conjunto de medidas que se están mostrando como fértiles, que no superan del todo las dificultades pero que nos colocan en mejores condiciones para asumir las dificultades de los mercados”, dijo ante un auditorio ligeramente mermado frente a años anteriores pero que anualmente aglutina a las empresas privadas del sector energético.

 

Entre estas medidas destacó la diversificación de los mercados, precisando que si bien la posibilidad de exportar en pequeñas cantidades no era lo mismo que, por ejemplo, exportar a Brasil que a Paraguay o vender gas que GLP, por cuestión de precios y volumen, sin embargo, afirmó que se estaba haciendo los mejores esfuerzos para cumplir la meta de la diversificación.

 

Como segundo elemento identificó la decisión de comenzar a dar valor agregado al gas y, como tercera medida, dijo que se había definido una ruta en exploración e industrialización del gas y petróleo de 30 mil millones de dólares entre 2015-2025 de los cuales 20% corresponde al sector privado y cerca del 80 al sector estatal. Agregó que no se reducirá el ritmo de inversión en el sector petrolero, apuntalándolo mediante una Ley de incentivos exploratorios; y en cuatro lugar, cito la exportación de energía.

 

 

Explicó que en función a este último eje, el Gobierno ha intensificado las inversiones en todas las áreas de las energías, asegurando que se han realizado fuertes aportes para promover la hidroeléctrica, geotermia, eólica, solar y termoeléctricas; como base para atender el mercado de exportación de electricidad donde sólo Brasil estaría demando entre 2 a 4 mil megavatios (MW) y que al momento la producción nacional es de 1600 megas. Dejó claro que en tanto se enfrente la infraestructura para los proyectos hidroeléctricos, la opción serán las termoeléctricas./p>

 

OPORTUNIDAD DE MEJORA

 

La presidenta de la CBHE, Claudia Cronenbold destacó, tanto en la inauguración como en la clausura del evento, que la presente situación de crisis en el sector debe tomarse como una oportunidad de mejora, razón por la que se organizó el Congreso de Gas y Energía, en pos de contribuir con una visión proactiva del futuro.

 

Cronenbold apuntó que el Estado boliviano se había planteado una década para avanzar en programas y proyectos que permitan un salto en la estructura productiva y social del país

 

y que en el campo energético la agenda marca retos cruciales como el convertir a Bolivia en el corazón energético de la región y fortalecer la contribución del sector eléctrico en la economía nacional.

 

“Garantizar el suministro estimulando la inversión, respetando el medioambiente y a las comunidades originarias, y con energía accesible para todos, es el mayor desafío para la próxima década”, dijo la presidenta de la CBHE.

 

A su turno, el presidente de YPFB Corporación, Guillermo Achá, invitó a las empresas petroleras a desarrollar inversiones en el país en la ruta de lo anunciado por el vicepresidente. Sostuvo que “La actividad petrolera se ha convertido en nuestra principal ocupación” y aseguró que el gobierno y YPFB proponen que cada año, en promedio, las inversiones en actividades principalmente de exploración lleguen a los 8 mil millones de dólares.

 

El ministro de Hidrocarburos y Energía, Luis Alberto Sánchez fue el encargado de clausurar este evento internacional, remarcando que avizoraba un futuro lleno de logros y con el objetivo de consolidar a Bolivia como el “corazón energético de Sudamérica”, afirmando que la clave es un trabajo conjunto entre el Estado y el sector privado.

 

En medio de conflictos desatados por la decisión gubernamental de explorar en áreas protegidas y reclamos indí- genas sobre compensaciones económicas, Sánchez destacó los logros obtenidos por el Gobierno en el sector de los hidrocarburos, subrayando el empeño puesto en viabilizar temas medioambientales que en su criterio son complicados en todo el mundo.

 

Indicó que están en etapa de socialización de los términos de acuerdos con sectores indí- genas y que esperaba buenos resultados para beneficio del sector en una coyuntura difícil que busca empalmar la exploración y las inversiones respetando procedimientos de consulta, participación y compensación y que destaca, desde el lado del Gobierno, que la afectación en áreas protegidas será de apenas el 0.04 por ciento.

 

..en tanto se enfrente la infraestructura para los proyectos hidroeléctricos, la opción serán las termoeléctricas”

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar