Coyuntura Nacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

El apoyo a exploración en áreas protegidas divide a los guaraníes


El Decreto Supremo 2366, que posibilita la exploración y explotación de hidrocarburos en áreas protegidas, sigue generando controversia, ya que debido al mismo, los pueblos guaraníes de Tarija  terminaron dividiendo sus posturas.


La Asamblea del Pueblo Guaraní  del Itika Guasu (APG IG), a la cabeza de Hugo Arebayo, apoyó ayer de manera oficial a la norma, en un acto que contó con la presencia del Presidente de Bolivia, Evo Morales Ayma. Esta posición fue rápidamente rechazada y criticada por el Consejo de Capitanes Guaraníes de Tarija, a la cabeza de Tomás Araray, quien informó que la APG Nacional, emitió también una resolución en la misma línea. 

“Nosotros con las 37 comunidades de la APG Itika Guazu estamos apoyando los decretos para consolidar más al pueblo guaraní, para que nos puedan llegar proyectos para todas las comunidades, por eso estamos muy de acuerdo con estos decretos”, afirmó Hugo Arebayo.

Además del decreto supremo 2366, los guaraníes de la APG IG apoyaron también los decretos 2195, que tiene que ver con la exploración, explotación e industrialización de los recursos naturales estratégicos, y el 2298, de la consulta pública a los pueblos indígenas.

“Este es un hecho histórico para el pueblo guaraní. Estos acuerdos que hacemos para qué es, sin ningún intermediario, para que podamos compensarlos a esos hermanos de forma directa y atendamos sus demandas. Pero hermanos y hermanas las consultas hay que acelerarlas y facilitarlas”, dijo el Mandatario  de Estado. 

El presidente de YPFB, Guillermo Achá, quien también estuvo en el encuentro, agradeció el respaldo del pueblo guaraní y afirmó que los decretos permitirán que los beneficios retornen a las comunidades en proyectos productivos.

“Hoy de forma histórica estamos dando el respaldo a tres decretos supremos que van a permitir que la economía nacional para los próximos años se mantenga como en estos nueve años de gobierno de nuestro presidente Evo Morales, con una distribución equitativa”, dijo.

La firma del documento de respaldo a los tres decretos se suscitó en la comunidad de Ñaurenda en el marco del primer encuentro nacional del pueblo guaraní de la región del Itika Guazu.

Reunión nacional 

Mientras tanto, en la comunidad de Machareti - Santa Cruz, 26 capitanes zonales guaraníes se reunían para analizar las normas y terminaron rechazando el acuerdo firmado en Ñaurenda. 

Domingo Julián, presidente de la Asamblea de Pueblos Guaraníes a nivel nacional, expresó que con la firma de este acuerdo entre el Presidente y la APG IG, el Gobierno optó por romper el diálogo que se había pactado para analizar los decretos.
 
El dirigente nacional manifestó que hoy se dará una conferencia de prensa para dar a conocer su postura, aunque adelantó a El País eN que presentarán ante el Tribunal Constitucional una acción popular en contra de estos decretos. “Lamentamos que algunos hermanos guaraníes se prestaron a esto yrechazamos rotundamente la decisión del supuesto dirigente de la APG IG porque los verdaderos dirigentes están en esta reunión”, dijo. 

El presidente del Consejo de Capitanes Guaraníes de Tarija, Tomás Araray, confirmó la postura de Julián y calificó a los decretos como anticonstitucionales. Desconoció el acuerdo firmado por Arebayo y dijo que quienes impulsaron el pacto con Morales son autoridades desconocidas por la APG Nacional. 

Explicó además, que los principales afectados con la explotación en áreas protegidas de Tarija (Aguaragüe), son las capitanías zonales de Yacuiba, Villa Montes y Caraparí.

Reunión de  campesinos con Evo no se concretó

La dirigencia campesina de Tarija anunció el miércoles que el Presidente Evo Morales debía sostener ayer un encuentro con el sector para intentar limar asperezas con los invitados al partido de Gobierno. El secretario de tierra y territorio de la Federación Campesina, Eider Quiroga, explicó que esto no fue posible, pues afirma que los mismos “invitados” habrían actuado para evitar que se concretice el encuentro


FUENTE: EL PAÍS

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar