Coyuntura Nacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

Empresarios paraguayos: GLP boliviano es más caro


El gas boliviano es aproximadamente 100 dólares más caro que el argentino en costo de importación por tonelada, según los comercializadores de gas licuado de petróleo (GLP) en Paraguay de las firmas Gas Corona, Gas Total y Monte Alegre, citados en la edición electrónica del diario paraguayo El Nacional.


Sin embargo, aún no se conoce el precio del GLP boliviano que irá a Paraguay.
 
Las empresas citadas recibieron recientemente 980 toneladas de GLP de origen americano, vía Chile, en un buque transoceánico.
 
Carlos Morales, director de Gas Total, explicó a El Nacional que aún no pueden cuantificar el costo del gas importado de la firma norteamericana CCI. “Debemos aclarar que el combustible es más barato que el precio del GLP boliviano, pero más caro que el argentino”, expresó.
 
Agregó que el gas boliviano es aproximadamente 100 más caro que el argentino en costo de importación por tonelada.
 
En la cita bilateral del pasado 29 de junio, a través de sus petroleras estatales, los gobiernos de Bolivia y Paraguay firmaron un acuerdo interinstitucional de intenciones “que tiene por objeto establecer los términos y condiciones bajo los cuales las partes podrán aunar esfuerzos para el establecimiento de relaciones comerciales y futuros contratos para la eventual venta de
 
volúmenes de GLP”, según información difundida por el Ministerio de Hidrocarburos y Energía.
En el encuentro con el presidente paraguayo, Horacio Cartes, el presidente Evo Morales dijo que tenía información de que la garrafa de GLP en Paraguay cuesta entre 15 y 17 dólares, pero si se trabajaba conjuntamente entre gobiernos “sólo costaría 12 dólares”.
 
El ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, también presente en esa reunión, explicó que Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) sería distribuidor, tal como se acordó con Perú en otra cita bilateral realizada a fines de junio.
 
Morales dijo que el acuerdo comercial estaría definido en un lapso de 60 días, es decir, a fines de agosto próximo.
 
Al día siguiente de la cita bilateral, el presidente de la Cámara Paraguaya del Gas (Capagas), Pedro Balotta, dijo a El Nacional que tenía dudas sobre si es o no ventajoso el acuerdo. Añadió que se debe tener en cuenta que hay otros factores que inciden en el precio, como el traslado del producto, su distribución y venta, al igual que el pago al personal que trabaja en el rubro.
 
También expresó su temor a la competencia que podría suponer que el Estado importe GLP y añadió que será sana si es leal.
 
“El Estado no puede ser juez y parte a la vez y tenemos que saber realmente cuáles son los términos reales de este tipo de acuerdo”, señaló.

FUENTE: LOS TIEMPOS

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar