Coyuntura Internacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

Muy pronto podrás cargar tu celular conectándolo a la planta que adorna tu casa


Si es que piensas que es una locura, pues te contamos que se trata de una idea que ya está generando resultados en Holanda.

Dependemos de la electricidad. El mundo en el que vivimos, de hecho, aumenta exponencialmente en su necesidad energética cada año que pasa. Pero nuestras viejas fuentes de energía se están quedando atrás. Hay que pensar en conceptos nuevo, originales, capaces de abrir otras puertas.

Eso es lo que hacen en Plant-e, quienes han desarrollado un sistema completamente verde de obtener electricidad. Además, durante el camino, podremos poner solución a esas zonas de difícil acceso donde la energía no llega tan fácilmente.

¿Qué tiene de especial el sistema ingeniado por Plant-e?.

La empresa Plant-e, ubicada en Wageningen (este de Holanda), está desarrollando una tecnología permite producir electricidad a partir de plantas, siempre estas crezcan en un medio saturado de agua, como en un manglar, un arrozal, un pantano o simplemente en un jardín.

La ventaja de este sistema con relación al eólico o al solar -explica- es que funciona incluso por la noche y cuando no hay viento.

Está en sus comienzos y todavía hay que mejorar mucho, pero su potencial es enorme. Si este sistema acaba siendo eficiente, es posible imaginar el suministro eléctrico a zonas recónditas e incluso instalarlo en nuestras ciudades y en el rural para producir energía verde.

¿Cómo funciona este sistema?

La tecnología se basa en la fotosíntesis, con la que la planta produce materia orgánica. El excedente que no utiliza lo desprende en el suelo a través de las raíces, alrededor de las cuales viven microorganismos que se alimentan de ella y liberan electrones.

Colocando electrodos de carbono cerca de las raíces, “se recolectan” estos electrones y se puede generar corriente.

Por ahora, ya existen varios prototipos funcionales, incluyendo una instalación en los países bajos situada bajo un puente. Aunque el sistema todavía necesita ser mejorado para obtener una mayor eficiencia.

Con el modelo actual, un dispositivo de unos 100 metros cuadrados solo es capaz de obtener energía para iluminar una instalación de leds, crear un punto de recarga de móviles o darle alimentación a un punto de internet inalámbrico. Sin embargo, sus creadores están convencidos de que en unos pocos años, el mismo dispositivo será capaz de producir unos 2,800 Kw/h, una cifra modesta pero suficiente para mantener a una pequeña familia.

Plant-e vende actualmente su tecnología sobre todo para lugares públicos o tejados de edificios. El costo aproximado para una superficie de 100 metros cuadrados es de 62.000 dólares.

Pero el producto estrella todavía no está listo. Se trata de un sistema en forma de tubo que podrá sumergirse en un medio saturado de agua.

El campo de aplicación de esta tecnología es enorme, sobre todo en el sudeste asiático, rico en arrozales y humedales y donde el acceso a la electricidad es difícil.

Según cifras del Banco Mundial, menos de la mitad de la población de Camboya (31%) y de Birmania (49%) tiene acceso a la electricidad. En otros países como Bangladesh (55%) o Laos (66%) los porcentajes también son bajos.

FUENTE: AMERICA ECONOMÍA

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar