Coyuntura Internacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

Hondureña ENEE importa 100 MW de energía de Centroamérica

La estatal compra alrededor de 1.700 megavatios diarios, lo que se traduce en US$160.000. Esto se debe a que la tardanza de las lluvias mantiene secas las represas hidroeléctricas del país.


El fenómeno de El Niño ha obligado a la ENEE a comprar energía a otros países para sustituir la generación hidráulica y la costosa térmica. Actualmente, la estatal eléctrica está comprando energía a Guatemala, Costa Rica y en ocasiones a Panamá, a través del mercado de oportunidades.

 
 

La cantidad adquirida es un promedio de 100 megavatios hora, un total de 1.700 megavatios por día, explicó a El Heraldo el gerente de operaciones de la ENEE, José Moncada. Esta cifra traducida en lempiras asciende a los US$160.000 diarios (unos 3,5 millones de lempiras). Asimismo indicó que el precio pagado por cada kilovatio hora es de entre los ocho y 10 centavos de dólar. Este valor está dentro de los más baratos en el mercado nacional, comparado solo con el que ofrecen dos térmicas grandes en el país, agregó.

Los objetivos de la compra son evitar el racionamiento del fluido eléctrico a la población y proteger el parque hidráulico del país.

Efectos de El Niño. Autoridades del Sistema Meteorológico Nacional (SMN) informaron que el fenómeno de El Niño dejará este año estragos, especialmente en uno de los puntos más sensibles del país, la central hidroeléctrica Francisco Morazán.

Ante el desalentador pronóstico, el objetivo principal de la ENEE es garantizar la operatividad de la represa más conocida como “El Cajón”, aseguró Moncada.

Debido a que la falta de lluvias ha reducido el embalse de la represa, ya que de su capacidad instalada es de 300 metros sobre el nivel del mar (msnm), a la fecha opera solo con 253 metros y genera 272 megavatios de energía.

La época crítica para la represa “El Cajón” es cuando registra una generación inferior a los 260 megavatios hora y una disminución en el nivel del agua del embalse de entre 240 y 250 msnm.

Un bajo nivel de la presa hace que disminuya la potencia que genera la electricidad a través las cuatro turbinas que tiene instaladas.

La represa deja de generar energía cuando el agua baja a los 220 metros sobre el nivel del mar, situación que significaría una crisis energética para el país, opinan los expertos. La amenaza de El Niño fue advertida por El Heraldo desde el pasado 12 de mayo.

Plantas fuera de servicio. Por su parte, el gerente técnico de la ENEE, Leonardo Deras, explicó que las plantas hidroeléctricas a filo de agua están fuera de servicio por la prolongada sequía. Otra razón, indicó Deras, es que se terminó el período de zafra o recolección de la caña de azúcar, ya que de su residuo se produce energía de biomasa.

Por otro lado, dijo que la compra se inicia luego de que se presenta una mayor demanda del servicio. El consumo de la población hondureña pasó de 1.350 MW a inicios de abril a 1.450 MW en mayo.

Compras de la ENEE. La estatal compra entre US$35 y US$40 millones en energía al mes para atender la demanda del país. De este monto total unos dos o cinco millones de dólares, dependiendo la demanda, son destinados a la compra exterior en las temporadas de mayor consumo.

Para el caso, la estatal eléctrica está comprando a los tres países antes mencionados desde el mes de abril. Según los funcionarios de la ENEE, de continuar la ausencia de lluvias se seguirá comprando energía al mercado regional.


FUENTE: AMÉRICA ECONOMÍA

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar