Coyuntura Nacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

La ANH reglamenta su sistema de información y comercialización B-SISA

Las estaciones de servicio están obligadas a comunicar a la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) cualquier situación que ponga en riesgo el equipamiento del sistema B-SISA o denunciar fallas de conectividad, desperfecto eléctrico y otra alteración del dispositivo de autoidentificación, tal como especifica el Reglamento del Sistema de Información y Comercialización, recientemente aprobado por la entidad reguladora.


Directores de las áreas técnicas de la ANH socializaron esta semana la normativa con representantes de las asociaciones de surtidores (Asosur) de todo el país. El documento consta de 27 artículos, en seis capítulos, que especifican el equipamiento del sistema, el registro de vehículos, las condiciones de las estaciones de servicio, las restricciones de comercialización, la cooperación interinstitucional y el acceso a la información, entre otros puntos.

El director de Tecnologías de Información y Comunicación de la ANH, Einard Joffré, explicó que el objetivo de este reglamento es establecer las condiciones generales y técnicas de Boliviana de Sistemas de Autoidentificación (B-SISA), determinando las funciones de las operadoras (estaciones de servicio) y de la ANH en la aplicación del sistema.

Manejo responsable

"Debemos partir de que el B-SISA es el único sistema de información de comercialización de combustible en línea en las estaciones de servicio del país, que le permite a la ANH controlar y supervisar el uso correcto de los hidrocaburos en todo el territorio nacional, por la dimensión del sistema y la importancia de la información que contiene, se ha determinado reglamentar su funcionamiento”, explicó Joffré.

Señaló que en el documento se específica que la ANH es propietaria del equipamiento y software del B-SISA instalado en las estaciones de servicio, protegido por normas de los derechos de autor, telecomunicación y derecho informático; por lo tanto, las empresas comercializadoras de combustibles son responsables de cuidar los equipos tecnológicos instalados por la entidad reguladora.

Todos los motorizados que circulan en el país deben tener el registro B-SISA, como se detalla en otro capítulo del reglamento, de lo contrario las estaciones de servicio no podrán suministrar combustible. Si lo hacen se constituye en una infracción muy grave, según la nueva normativa.

Las infracciones muy graves serán sancionadas con una multa equivalente a tres días de comisión, calculada sobre el volumen comercializado en el mes anterior a la infracción. Las graves, con una multa equivalente a dos días de comisión; y las leves, con un día de comisión, ambas calculadas sobre el volumen comercializado el mes anterior.

Infracciones

Entre las infracciones leves, señala Joffré, está no comunicar a la ANH cualquier situación que ponga en riesgo el equipamiento del B-SISA, o no notificar de forma inmediata fallas por conectividad, desperfecto eléctrico, informático u otra alteración que pueda afectar a la operación del sistema.

Una transgresión grave es cortar la provisión de energía eléctrica de la operación de la tecnología RFID; utilizar el equipamiento y software de la ANH en actividades ajenas al B-SISA; manipular, reubicar, retirar o realizar otra acción que perjudique la operación del sistema; disponer a cualquier título el equipamiento y/o del software de propiedad de la ANH; y realizar modificaciones o alteraciones a los equipos y software del sistema informático.

El director señaló que hasta fin de año, de manera paulatina, se debe contar con un canal de comunicación para la transmisión de datos a la ANH, de acuerdo con las condiciones técnicas establecidas por ese ente.

Otro de los artículos específica que la repetición excesiva en el consumo de combustibles líquidos que, de acuerdo con los reportes generados por el B-SISA, presuma la existencia de indicios de acopio, almacenaje, comercialización y transporte ilícito de combustible, determinará que la ANH disponga el bloqueo de su abastecimiento de hidrocarburos, reportando la observación al usuario.

"En este punto se tomará en cuenta las características técnicas de los motorizados, se evaluará la capacidad del tanque de acuerdo al tipo de vehículo y la sospecha de un doble tanque incorporado para realizar actividades ilícitas. La ANH tiene personal especializado que puede detectar estos casos”, señaló Joffré.


FUENTE: AHN

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar