Coyuntura Internacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

Sindicato aprueba emplazamiento de huelga en Pemex


En medio de la discusión sobre el cambio en su régimen de jubilación, el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) aprobó el emplazamiento a huelga en Pemex como parte del proceso de revisión integral del Contrato Colectivo de Trabajo (CCT).
 
 
Los trabajadores exigen la revisión del Tabulador de Salarios, el cumplimiento del CCT y la autorización para la firma del convenio respectivo que beneficiará a trabajadores petroleros activos y jubilados, que tendrá vigencia a partir del 1 de agosto del 2015.

Cabe destacar que como producto de la reforma energética, el gobierno aceptó hacerse cargo de los pasivos laborales de la empresa -unos US$33.000 millones- siempre y cuando la petrolera y los trabajadores lograran un acuerdo de reestructura antes del mes de septiembre próximo.

Las negociaciones de la revisión del CCT del bienio 2015-2017 estarán a cargo del senador Carlos Romero Deschamps. Se designó al Comité de Huelga y Héctor Sosa Rodríguez, líder de la Sección 34 del STPRM, es el presidente.

Los acuerdos que lleva Romero Deschamps de la Asamblea Sindical son: ningún trabajador de planta será despedido, se mantiene el servicio médico de Pemex y se refrendó el compromiso de los trabajadores petroleros con la empresa.

De acuerdo con las propuestas mencionadas a finales del año pasado, los trabajadores petroleros pasarían a cotizar al IMSS o al ISSSTE (ninguna de estas dos versiones ha sido confirmnada) y los empleados sindicalizados que entraron antes del 1 de agosto del 2013 se mantendrían en el esquema vigente de jubilaciones y los nuevos entrarían a un esquema de afores.

Héctor Sosa Rodríguez, líder de la Sección 34 del sindicato, dijo que buscan un entendimiento que satisfaga el interés de Pemex de fortalecer su desempeño operativo, hacer más eficientes su administración y atender las aspiraciones de los trabajadores petroleros para mejorar sus condiciones laborales.

Al inicio de este año, el número de trabajadores de Pemex era de 150.000, de los cuales 101.000 son sindicalizados y el resto, de confianza. En los últimos meses los recortes de este personal han reducido la plantilla en cerca de 10.000 empleados en el país, la mayoría en el área administrativa.

FUENTE: AMERICA ECONOMÍA

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar