Coyuntura Nacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

Petróleo sube pese al alza de reservas


Los precios del petróleo subieron ayer en Nueva York, en un mercado que desplazó a segundo plano una nueva alza de las reservas semanales estadounidenses, para concentrarse en la situación en Medio Oriente y Yemen, reportó la agencia AFP.
 
 
El precio del barril de “light sweet crude” (WTI) para entrega en mayo ganó 1,70 dólares a 49,21 dólares en el New York Mercantile Exchange (Nymex), aproximándose a la barrera de los 50 dólares, nivel del que descendió hace dos semanas.
 
 
En Londres, el precio del barril de Brent del mar del Norte con el mismo vencimiento ganó 1,37 dólares a 56,48 dólares en Intercontinental Exchange (ICE).
 
 
Las reservas de petróleo en Estados Unidos aumentaron en 8,2 millones de barriles la semana pasada y se situaron en 466,7 millones, el nivel más alto para esta época en al menos 80 años, informó ayer el Departamento de Energía de EEUU.
 
 
Según el reporte de la agencia EFE, este incremento de las reservas, excluidas las estratégicas del Gobierno, se produce después de la subida de 9,6 millones de barriles de la semana anterior, en una serie de aumentos sin precedentes casi ininterrumpidos en los últimos tres meses.
 
 
La producción de las refinerías estadounidenses registró una media de 15,5 millones de barriles diarios, lo que equivale a 94.000 barriles al día más que la media de la semana anterior.
 
 
Sin embargo, entre los elementos positivos del informe semanal “el alza no fue tan elevada como se temía en la terminal de Cushing” (Oklahoma), que sirve de referencia al precio del WTI, destacó Phil Flynn, de Price Future Groups, lo que debería atenuar los temores que se llegue al límite de capacidad de almacenamiento, dijo.
 
 
En consecuencia, la atención de los inversores se centra en los disturbios en Yemen, donde partidarios del presidente Abd Rabbo Mansour Hadi, reclaman la intervención militar árabe “urgente” para impedir la toma de Aden, bastión del gobierno internacionalmente reconocido, por parte de fuerzas rebeldes chiitas, que controlan la capital Saná.
 
 
Aunque Yemen no es gran productor de petróleo, los enfrentamientos pueden tener consecuencias, principalmente en Irán, acusado de apoyar la rebelión. Además, los rebeldes chiitas hacen planear la amenaza sobre el estratégico estrecho de Bab al-Mandeb por el que transita buena parte del comercio marítimo mundial, incluido el de crudo.


FUENTE: LOS TIEMPOS

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar