Coyuntura Internacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

57,3 millones de barriles diarios

Esa es la cantidad de petróleo que producirán juntos Estados Unidos, Canadá y Brasil, volumen que equivale al doble de lo que producirán los 12 países de la OPEP juntos. El cartel petrolero, que de cartel a estas alturas tiene poco, ha decidido no reducir su producción porque está apostando a que los bajos precios dejen fuera del mercado a Estados Unidos, la nueva gran potencia petrolera por obra y gracia del fracking y los yacimientos superficiales de shale oil. Arabia Saudita, el mayor productor de la OPEP, puede producir petróleo con ganancias a un precio de US$ 10 por barril, mientras producir shale cuesta unos US$ 60 por barril, de modo que al precio actual de US$ 65 los estadounidenses estarían cerca de no ser rentables. Pero la decisión saudí impactará también a sus socios de la OPEP: apenas dos de los 12 países miembros no pierden plata produciendo con precios de US$ 50  a US$ 60 por barril. El año que se inicia se verá también si los fondos soberanos de estabilización creados por los países productores tradicionales los ayudan a soportar el aguacero.

FUENTE: AMERICA ECONOMÍA

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar