Coyuntura Internacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

¿Por qué en España la gasolina es más barata los lunes?


Cada lunes desde hace un par de meses, antes de comenzar con su rutina diaria, Elsa Ortiz pasa a cargar gasoil en una estación de servicio ubicada al costado de la Autovía 1 que va de Madrid hacia Burgos. Como muchos españoles, prefiere hacerlo el primer día hábil de la semana ya que es cuando el precio de los combustibles, tanto gasolina como diésel, es más bajo.


"La diferencia es de unos céntimos, pero si uno lo multiplica por todo el año vale la pena", señala a BBC Mundo esta vecina del municipio madrileño de San Agustín de Guadalix, ubicado al norte de la capital. La variación del precio que Elsa aprovecha está lejos de ser antojadiza.

Contenido relacionado Lo que es ser pobre en España Los británicos sufren una autoinducida escasez de gasolina Este fenómeno de subibaja en el valor de los carburantes no sólo fue advertido por los consumidores. Tanto la Comisión Nacional de Energía como la de la Competencia documentaron este hecho que fue bautizado como "efecto lunes".

Las autoridades españolas comenzaron a investigar el comportamiento del mercado de los combustibles a raíz del fuerte aumento que sufrieron los carburantes en 2012, que alcanzó una media del 8% según cifras oficiales.

Y sólo durante la semana pasada, el incremento fue del 1,5%. Se acumulan así cuatro semanas consecutivas de aumento que dejan el litro de gasolina en 1,48 euros (US$ 1,95) y el diésel en 1,41 (1,86 US$), cerca de máximos históricos.

Baja el lunes, sube el martes

En los últimos dos informes de supervisión de la distribución de carburantes en estaciones de servicio, elaborados por la Comisión Nacional de Energía en los meses de diciembre y enero, ya se advertía sobre "fuertes marcas de descenso puntuales" todos los lunes.

"Los precios caen el lunes respecto al domingo un 1% y repuntan el martes en un valor similar", se lee en el informe de diciembre.

Pero, ¿por qué las empresas eligieron este día para rebajar los precios? Y además, ¿en qué se benefician con ello?

El lunes es el día en que todas las estaciones de servicio están obligadas a comunicar sus precios de venta al público al Ministerio de Industria, Energía y Turismo. Estos datos después son trasladados a las autoridades de la Unión Europea para la comparación de precios a nivel comunitario.

Bajando los precios el día en que se realizan las mediciones "se logran maquillar las estadísticas", apuntan fuentes de la Comisión de la Energía (CNE).

Evitar presiones

Desde la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) explican el objetivo de este maquillaje. "Si las estadísticas reflejan precios más bajos, la presión para que el gobierno adopte medidas para introducir más competencia en el mercado disminuye", señala a BBC Mundo Miguel Ángel Martín de Pablos, en calidad de portavoz del organismo encargado de sancionar a las empresas en caso de de que se prueben pactos de precios o abusos de posición dominante.

Para el profesor de Análisis Económico, Juan Luis Jiménez, de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, el "efecto lunes" se ha ideado para proteger y disimular posiciones dominantes de determinadas empresas en el mercado.

Este académico especialista en el sector de carburantes de locomoción sostiene que "el objetivo final es básicamente evitar la alarma social falseando la estadística de precios.

"Así le quitan argumentos al Ministerio para que no haga nada en contra de este sector donde la competencia no existe", comenta a BBC Mundo.

Control vs. liberalización

"El efecto-lunes confirma que en España no hay diferencia de precios, aquí los precios están calcados", señala a BBC Mundo Rubén Sánchez, portavoz de la asociación de consumidores Facua.

"Hay un pacto de no agresión entre las empresas, suben todas, bajan todas", añade. Y no duda en plantear que la solución no está en liberalizar más el mercado. "Hay que fijar precios máximos, la liberalización supuestamente iba a traer competencia y mejores precios, pero no ha sido así".

Desde la CNC opinan lo contrario. "La solución no es fijar precios, sino aumentar la competencia", señala Martín de Pablos.

Para Elsa Ortiz, cada céntimo ahorrado vale la pena. En el mismo sentido se expresan en la Fundación del RACC (Real Automóvil Club de Cataluña), donde han investigado recientemente el tema del mercado de hidrocarburos. "Esto del efecto lunes no frenará medidas para liberalizar aun más el mercado, más cuando hay margen para hacerlo", apunta a BBC Mundo su director técnico, Luis Puerto.

BBC Mundo intentó recoger la opinión de la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos -integrada por Repsol, Cepsa, BP, Galp, Saras y Shell, entre otras- pero declinaron hacer comentarios. Tampoco hubo respuesta de la Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio.

Todos los expertos consultados coinciden en la poca cantidad de actores económicos que intervienen en el mercado español de combustibles en comparación con países como Gran Bretaña o Francia. En este último, los hipermercados tienen una cuota de mercado del 60%, mientras que en España no llega al 10%, puntualizan a modo de ejemplo.



                              Para Elsa Ortiz, cada céntimo ahorrado vale la pena.

Posiciones dominantes

Actualmente en España hay 10 refinerías, propiedad de tres compañías: Repsol, Cepsa y BP. Destaca Repsol, que concentra casi el 60% de la capacidad de refinamiento. Entre las tres concentran el 71% de las ventas totales a través de estaciones de servicio, según datos oficiales.

Liberalizar más el mercado, en opinión de los analistas, implicaría favorecer el ingreso de más compañías, pero no cualquiera.

"No sirve que entre otra grande como Repsol o BP. Tiene que entrar una de un hipermercado. Eso sí que genera competencia y hacen reducir los precios", explica Jiménez, quien ha investigado durante los últimos siete años el mercado de los hidrocarburos.

Hasta ahora eso era dificultoso por las limitaciones de las normativas a nivel nacional y regional. Pero ante el aumento incesante de los presiones, el Gobierno decidió dejar de lado la retórica verbal para tomar cartas en el asunto. El pasado sábado entró en vigor una modificación legislativa, en sintonía con lo que reclaman la mayoría de los expertos y la propia CNC.

Según el Ministerio de Industria, esta nueva normativa eliminará barreras administrativas y simplificará trámites para la instalación de nuevas estaciones de servicio. Además, intentará limitar nuevas instalaciones de los operadores con posición dominante en el mercado y reducirá los contratos de suministro exclusivo, así como la recomendación de precios de venta al público.

Pasará tiempo hasta que los organismos de control puedan recabar la información suficiente para certificar si las medidas son efectivas para frenar la escalada de precios. Pero los usuarios lo notarán más rápido. Como dice Sánchez, de Facua, "con o sin 'efecto lunes', el consumidor es el primero que sabe si paga más".

FUENTE: http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2013/02/130224_economia_gasolina_barata_los_lunes_bd.shtml

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar