Boletin Semanal

Suscribirse aqui
###

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Gustavo Pedraza:
“Las petroleras y el mismo Estado están atascados´”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Es máster en gestión pública por la universidad de Harvard, fue ministro de Desarrollo sostenible, su experiencia profesional le ha llevado a ser un reputado analista y consultor energético. En la presente nota expresa sus percepciones sobre el sector, los desafíos por delante y los cambios ocurridos en el último tiempo.


Pablo Deheza

1¿Cuáles son los desafíos más importantes que usted considera que enfrenta el sector de los hidrocarburos en el corto plazo?

El desafío para todo el sector es intensificar la exploración y el desarrollo de nuevos proyectos. En este desafío se debe superar la barrera del licenciamiento ambiental que a la fecha es un proceso excesiva e innecesariamente prolongado. En este campo los actores sociales juegan un rol de alta relevancia. Podríamos decir que las empresas petroleras y el mismo Estado están “atascados” en esta parte del negocio. Por ello, es necesario un nuevo diseño para el licenciamiento ambiental y social. Hay que innovar un nuevo modelo que supere el actual, caracterizado por el burocratismo y la prebenda. Es necesario también que las empresas privadas y el Estado articulen mejor sus acciones, en esta materia, ambos sectores ganan si actúan juntos.

 

 

2¿Cuál es la perspectiva actual que usted tiene del sector energético en Bolivia?

En los últimos 15 años el sector de hidrocarburos se ha fortalecido y se ha constituido en la principal fuente de generación de riqueza. Siendo así, su gravitación política es también de importancia primaria. El alto precio del petróleo y la forma de distribución del gas natural en los últimos 10 años ha reposicionado el rol del Estado en la sociedad, dándole un protagonismo notoriamente mayor en todos sus niveles. Sin embargo, la alta dependencia económica de este recurso natural no ha sido acompañada por la diversificación de nuestra economía productiva, que se encuentra casi en los mismos niveles de desarrollo que hace 10 años. Por otra parte, es necesario que el Estado y los actores privados se esfuercen más por buscar energías alternativas renovables, como los biocombustibles, para depender menos de las fuentes fósiles.

3 ¿Cómo se relaciona en el presente con las empresas del sector?

Desde muy joven trabaje asesorando a comunidades y organizaciones indígenas, esta experiencia me permitió conocer a fondo sus problemas, necesidades y visiones. Posteriormente, trabajé en el sector de hidrocarburos desde una posición gerencial y también como consultor en varios países, con concentración en la elaboración e implementación de estrategias sociales de empresas. Ahora soy director ejecutivo de Gestión de Capital Social (GCS), una empresa consultora especializada en el manejo de entornos sociales de empresas. Trabajamos para que la relación de las empresas con comunidades y municipios sea un espacio de articulación para la inclusión económica y el desarrollo territorial. Las empresas petroleras tienen muchas capacidades que pueden ser aprovechadas para ayudar en el alivio de la pobreza, sin que pierdan su orientación en su negocio principal. En esta materia GCS cuenta con casos exitosos y con amplia experiencia en distintas regiones.

 

4 ¿Qué perspectiva tiene sobre los cambios en el ministerio de Hidrocarburos y Energía, además de la presidencia de YPFB?

Siempre es buena la renovación en la conducción de instituciones públicas. El hecho de que haya dos nuevas autoridades con formación técnica en la materia y experiencia acumulada, hace inferir que este sector de la economía tiene condiciones para una buena mejoría. Que el actual presidente haya sido parte del equipo de confianza de Carlos Villegas, garantiza para que haya continuidad en la gestión, factor de relevancia para la gerencia publica.

 

 

5 ¿Cómo equilibra su vida profesional con su vida familiar?

No es difícil cuando uno organiza su tiempo. La educación constante, el cuidado y tiempo para mis hijos y mi familia es de primer orden. Hay que plantearse como desafío que nuestros descendientes tengan mejor formación que nosotros, eso es lo que yo he planificado y lo estoy practicando. Además, dedico mi tiempo a la investigación social, que es la fuente del conocimiento más valioso, y este conocimiento lo utilizo en la enseñanza académica en las universidades donde soy profesor. Esta definición de prioridades es compatible con la excelencia en el desempeño profesional, en mi experiencia de vida lo he logrado hacer.

 

 

6 ¿Qué le recomendaría a los profesionales jóvenes que ingresan a trabajar al sector energético en Bolivia?

Mi principal recomendación es que se dediquen a su trabajo con mucha disciplina y constante actualización de conocimientos para innovar en su trabajo, que lean continuamente sobre la materia, que vayan más allá del seminario o taller de la empresa, ya que el aprendizaje es la principal herramienta para la excelencia profesional. Los profesionales jóvenes deben ser creativos e innovadores en su campo de trabajo. Bolivia tiene condiciones para competir mejor en el mercado de los hidrocarburos y las generaciones que vienen tienen que instalar en su imaginario esta potencialidad.

 

 

...petroleras tienen muchas capacidades que pueden ser aprovechadas para ayudar en el alivio de la pobreza...”

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar