Coyuntura Internacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

Los carburantes suben otro 1,5% tras encadenar cuatro semanas al alza


EUROPA
  • El litro de gasolina ronda los 1,5 euros y el gasóleo supera otra vez los 1,4 euros 
  • El aumento del precio sin impuestos duplica la media europea pese a la caída del consumo
  •  Las petroleras hacen caso omiso de las amenazas de Soria de forzar la competencia

Más combustible para la polémica. El precio de los carburantes vuelve a subir y encadena ya cuatro semanas al alza, según los datos recopilados por la Comisión Europea. Este pasado lunes, apunta el boletín petrolero, el litro de gasolina se encaramó a los 1,48 euros, mientras que el gasóleo escalaba a 1,41 euros; en ambos casos, un 1,5% más que la semana anterior.

A bote pronto, el incremento de la presión fiscal (subida del IVA, fin de las bonificaciones fiscales a los biocombustibles, nuevos gravámenes autonómicos) da argumentos a las petroleras. Pero, si se descuenta el efecto de los impuestos, el incremento es aún mayor (un 2,4%). Y se produce en medio del descalabro del consumo de los carburantes. El resultado no es solo un aparente desafío a reglas económicas elementales (menos demanda=caída de precios). Además, es un desafío en toda regla al ministro de Industria, José Manuel Soria, a sus exigencias de contención.

La escalada de los precios de los carburantes pone a tiro los máximos alcanzados en verano, cuando el litro de la gasolina llegó a los 1,52 euros, y el gasóleo rondó los 1,45. Entonces, el ministro de Industria esgrimió sendos informes de Competencia y la Comisión Nacional de la Energía que atribuían los elevados precios de gasolina y gasóleo cuando se excluyen los impuestos (los más altos de la zona euro) con la falta de competencia en el sector, copado por Repsol, Cepsa y BP. Tras una reunión con los representantes de las petroleras, la presión pareció surtir efecto, sobre todo en noviembre, mes que el Gobierno suele usar (en 2012 evitó hacerlo) como referencia para actualizar las pensiones a la inflación, en la que pesa la evolución de los carburantes.

Pero desde mediados de diciembre, las petroleras han vuelto a las andadas. Y eso pese a que el consumo de carburantes, según confirmó hace unos días la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores), experimentó un notable retroceso, con descensos anuales superiores al 8% al cierre de 2012. En los dos últimos meses, el precio sin impuestos de la gasolina se ha incrementado en un 13,4%, mientras que el gasóleo acumulaba una subida del 7,7%. Tan cierto es que en ese periodo se encareció la materia prima, como que el incremento del precios sin impuestos en las estaciones de servicio españolas duplicó el que se registró de media en la UE. Entremedias, Soria volvió a instar a las petroleas a que “contribuyan al ajuste que todo el

mundo está haciendo en España”; recalcó que en las empresas españolas “el margen comercial es superior” que en el resto de Europa; y advirtió que ultima una reforma de la Ley de Hidrocarburos donde podría incorporar cambios para forzar una mayor competencia. Pero no ha movido ficha, lo que le ha valido los reproches deCompetencia. Y los carburantes siguen encareciéndose aun cuando el consumo ha retrocedido a niveles de hace una década.

FUENTE:http://economia.elpais.com/economia/2013/02/21/actualidad/1361461827_595243.html

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar