Coyuntura Internacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

“Rusia y Arabia Saudí discuten sobre el precio del petróleo”


El embajador de Rusia en Arabia Saudí, Oleg Ozerov, habla sobre las perspectivas de cooperación entre Moscú y Riad, donde a finales de enero se ha proclamado un nuevo rey. La cooperación en la lucha contra el terrorismo y la política petrolera son los asuntos más destacados.

¿Existe una amenaza de descomposición sobre reino saudí? ¿Es posible que haya una separación de las provincias petroleras del oriente y un revolución al estilo de Siria y Libia?

Actualmente son temas que no preocupan, ni la descomposición del reino ni la separación de algunas provincias. Arabia Saudí es un estado rico y fuerte. Otra cuestión es que el país se encuentra rodeada por conflictos: Siria, Irak, Yemen, Sudán y, naturalmente, esto influye en el rumbo político del país.

Creemos que Arabia Saudí, Rusia y otras potencias regionales tienen un interés común por actuar juntas para eliminar consecuencias negativas de la desestabilización en la región.


Queremos cesar la expansión de ese tumor cancerígeno que es el Estado Islámico, no permitir la desintegración de Yemen ni tampoco la frustración del proceso de paz árabe-israelí ni el arreglo político del conflicto interno en Siria.

¿Es posible el cambio de la política petrolera de Arabia Saudí con el nuevo rey?¿Se están llevando a cabo algunas consultas entre Rusia y Arabia Saudí en cuanto a los precios del petróleo?

Por supuesto, realizamos comunicaciones bilaterales. Tanto en la prensa rusa como en la internacional se especula acerca de la existencia de una conspiración entre Arabia Saudí y Estados Unidos para establecer nuevos precios nuevos del petróleo.

Durante la reunión que mantuvieron el pasado noviembre el ministro Serguéi Lavrov y el jefe de la oficina exterior saudí, Saud Al-Faisal, Moscú se declaró la disposición de ambos países para coordinar sus esfuerzos respecto a la situación en el mercado internacional del petróleo

Actualmente observamos factores objetivos que influyen en la bajada de los precios: el aumento considerable de la producción en comparación con el consumo y la reducción del ritmo de crecimiento económico en algunos países industrializados, incluyendo China. Todo lo demás son interpretaciones de expertos.

Los hechos son que las exportaciones de petróleo saudí a EE UU actualmente no superan el 5-6%  del consumo general de hidrocarburos en ese país y que la producción total de Arabia Saudí es poco más del 10% a nivel mundial, un poco menos que la producción en Rusia. Hay que partir de esto. Los saudíes han declarado en reiteradas ocasiones que no intervendrán en la fijación de precios.

En noviembre del año pasado se logró un acuerdo para intensificar la cooperación en la lucha contra el terrorismo y formar un grupo de trabajo bilateral.

En cumplimiento de esta decisión, el pasado 19 de enero una delegación rusa, encabezada por Alexander Zmeevski, representante especial del presidente en el ámbito de cooperación internacional en la lucha contra el terrorismo y el crimen organizado, visitó Arabia Saudí. Las negociaciones fueron bastante intensas y cubrieron una gran variedad de asuntos relacionados con la lucha contra las expresiones del extremismo y el terrorismo. El negociador de la parte saudí fue el viceministro de cooperación internacional Turki Al-Kabir. Esperamos que estas consultas continúen. En la Organización de Cooperación Islámica se han consultas de este tipo. Desde nuestro punto de vista existen perspectivas para el diálogo constructivo con la parte saudí.


FUENTE: RBTH




Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar