Coyuntura Nacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

Explorar, industrializar y Brasil, los retos del nuevo presidente de YPFB Guillermo Achá

A primera hora de la mañana, el presidente del Estado Evo Morales Ayma posesionó a Luis Guillermo Achá como nuevo presidente interino de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) a dos semanas del fallecimiento del anterior, Carlos Villegas. Achá ya había ejercido de interino de Villegas durante las seis semanas en las que se sometió a las intervenciones en su lucha contra el cáncer.

 

En el acto de posesión, el presidente estuvo escoltado por el vicepresidente Álvaro García Linera y el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez. En la intervención, Morales además de desear éxito en la gestión de la empresa más importante del país (puesto 88 entre las 500 más grandes de la región) pidió a los sectores sociales no perjudicar las labores de exploración y explotación con las consultas y otros procedimientos.

 

Guillermo Achá es otro representante de la generación joven que ha crecido profesionalmente ya bajo la presidencia de Evo Morales y con los nuevos dictados de la Constitución Política del Estado. 

Guillermo Achá fue posesionado en la Vicepresidencia Nacional de Operaciones de YPFB el 24 de diciembre de 2014 y contó con el respaldo entero de Villegas para el cargo. “Es una persona que ha estado trabajando en la Casa Matriz como gerente de Comercialización, donde ha tenido un excelente desempeño y por esta razón lo llevamos a YPFB Refinación”, reflexionó en ese entonces Villegas. Desde ahí es desde donde ocupó la presidencia unas semanas después.

Con la posesión definitiva de Achá se cierra uno de los pulsos del verano, varios nombres, como el de Marlene Ardaya y el propio ex ministro Juan José Sosa habían sonado para el cargo.

Los retos

Achá deberá culminar el trabajo emprendido en 2006 con la nacionalización de los Hidrocarburos mediante decreto impulsado por el entonces ministro de Hidrocarburos Andrés Soliz Rada. Achá deberá decidir entre gestionar sobre los parámetros originales o mantenerse en las posiciones hacia las que derivó posteriormente con la presidencia de Villegas. Además, a tenor de los precios internacionales del crudo, que han rebajado el precio del barril de petróleo de los 100 dólares por barril a poco más de 40, Achá no tendrá las mismas holguras que Villegas, que gestionó la empresa en el mejor momento.

Entre los retos, culminar el proceso de industrialización tendrá prioridad, ya que las plantas separadoras de líquidos deben encontrar salida a sus productos (GLP) y deberá garantizar la conclusión correcta de las plantas de Propileno y etileno.

Por otro lado, por la confianza y experiencia de Villegas, el gobierno había delegado en él la negociación del contrato de exportación de gas a Brasil que vence en 2019. Se desconoce si se mantendrá al frente de las negociaciones como presidente de YPFB o se abrirá otro proceso de reflexión en el nuevo contexto antes de negociar un nuevo contrato sin reservas suficientes y con los precios inestables.

FUENTE: EL PAIS 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar