Coyuntura Internacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

Petrobras afirma que recién en 2020 podrá abastecer por completo al mercado local

CLAUDIA SCHÜFFNER

Rio de Janeiro Al frente del área de Abastecimiento de la estatal Petrobras, responsable por un perjuicio de R$ 22.900 millones, superior al lucro de R$ 21.180 millones de la empresa en 2012, José Carlos Cosenza prevé que la compañía mantenga el déficit de 300.000 barriles de derivados diarios por algún tiempo.


En una entrevista con Valor, Cosenza explicó que la oferta inferior a la demanda por combustibles podrá superarse cuando están listas todas las refinerías de la compañía.

La fecha estimada es 2020-2022. Hasta allí, Petrobras siempre “correrá detrás del mercado”, según el directivo. La estatal tiene un pequeño espacio para aumentar la producción de derivados hasta mediados de este año. Después, se necesitarán las nuevas refinerías.

Las primeras son la Refinería del Nordeste o Abreu e Lima (en Pernambuco) y la primera etapa de Comperj (en Rio). La unidad de Pernambuco comenzará a procesar 230.000 barriles de capacidad inicial entre noviembre de 2014 y mayo de 2015.

En el caso de Comperj, empezará a operar en abril de 2015, con 165.000 barriles por día.

Este año, la empresa petrolera obtuvo la licencia ambiental que permite comenzar las expropiaciones y la construcción de un muelle en la Playa da Beira (Sao Gonzalo) y una ruta de 18 kilómetros, que conducirá hasta la obra equipamientos gigantescos, incluso la unidad de hidrocraqueo catalítico (HCC), única del país y que pesa más de 2.000 toneladas. Ese camino se concluiría en octubre de 2014.

Juntas, la Rnest y la primea etapa de la refinería de Comperj procesarán 395.000 barriles por día, aumentando la capacidad de refino de la estatal a cerca de 2,4 millones de barriles diarios. Pero seguirá siendo insuficiente para acompañar la expansión del mercado brasileño. 

Petrobras prevé que el consumo de derivados en el país alcanzará a entre 3,2 y 3,4 millones de toneladas en 2020, más alto que la oferta total. “Con toda la inversión, solo empataremos con el mercado por 2020-2022”, dijo Cosenza. Ni siquiera el aumento de la mezcla de alcohol en la nafta, de 20% a 25%, hará gran diferencia.

Se prevé que ese mecanismo reducirá la necesidad de importar nafta en entre 25.000 y 30.000 barriles diarios. “Ese es nuestro déficit, que vamos a cerrar con el nuevo refino. El mercado crece”, aseguró. En 2013 Brasil importará 190.000 barriles diarios de gasoil y 110.000 por día de nafta.

La producción de combustibles en el país se mantendrá inferior al consumo hasta que se construyan las refinerías Premium I (en Marañón), Premium II (en Ceará), y la segunda refinería de Comper. Cuando todas las refinerías estén listas, la capacidad de procesamiento llegará a 3,6 millones de barriles diarios, en 2020.

Los 1,2 millones de barriles adicionales aún están “bajo análisis” en el actual plan estratégico de la compañía, que garantiza inversiones por u$s 208.700 millones. Los u$s 27.800 millones restantes aumentan las inversiones a u$s 236.500 millones e incluyen proyectos en etapa inicial, entre ellos las nuevas refinerías. La dirección anterior de Petrobras calculaba que los déficits terminarían, al menos respecto a los volúmenes, en 2017.

Cuando divulgó el plan de negocios 2012-2016 el año pasado, la presidenta de la estatal, Graca Foster, informó que las nuevas refinerías y otros proyectos saldrían del papel cuando tuvieran viabilidad económica comprobada y los costos alineados con las métricas internacionales. Pero eso aún no ocurre porque Petrobras continúa subsidiando el precio del gasoil y la nafta, afectando los resultados de la empresa. Cosenza evitó comentar ese tema y repitió lo que dijo Foster: Petrobras busca socios para las nuevas refinerías.

FUENTE :http://www.cronista.com/valor/Petrobras-afirma-que-recien-en-2020-podra-abastecer-por-completo-al-mercado-local-20130218-0003.html

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar