Coyuntura Nacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

Ante enclaustramiento, resurge el proyecto de Puerto Busch

Lunes 18 de Febrero 2013

 Gracias a las gestiones de los municipios fronterizos con el Gobierno, se prevé construir una ruta con pavimento rígido desde Puerto Suárez hacia Puerto Busch, donde también se edificaría una terminal de carga sobre el río



La Estrella del Oriente.- La hidrovía hacia el Atlántico ha vuelto a sonar fuerte luego de los últimos impasses entre los gobiernos de Bolivia y Chile, que alejan aún más la posibilidad de una salida soberana al mar. Para los exportadores de la Cadex, el Gobierno y las empresas portuarias chilenas obstaculizan los flujos comerciales bolivianos, vulnerando sistemáticamente el Tratado de Paz y Amistad de 1904.

Por esa razón, piden el Gobierno del presidente Evo Morales reorientar las exportaciones nacionales hacia los puertos peruanos en el Océano Pacífico, y al mismo tiempo desarrollar nuevos corredores fluviales hacia el océano Atlántico.

“Arica, Iquique y Antofagasta tienen los días contados”, refiere Nicolás Pitaray, del Centro de Estudios Geográficos de Santa Cruz y uno de los impulsores del proyecto Puerto Busch junto a la Cámara de Exportadores. Pitaray explica que Bolivia y Chile suscribieron un Tratado de Paz en 1904 mediante el cual el país cedió a perpetuidad un territorio de 120 mil km2 ocupado por el ejército chileno en la Guerra del Pacífico de 1879. Para atenuar los efectos de la mediterraneidad, el Tratado obliga a Chile a construir un ferrocarril entre Arica y La Paz y conceder a Bolivia derechos de libre tránsito por sus puertos, entre otros privilegios, situación que no se hizo realidad.

Por ello, el presidente Evo Morales sentenció en la última cumbre en el vecino país que “debido a los problemas que se tiene con Chile, hemos decidido tener nuestros propios puertos para exportar nuestros minerales, quinua o soya, y así hacernos respetar con Chile que sólo quiere usar los puertos para fines comerciales, sin tomar en cuenta al pueblo boliviano”, sentenció.

En ese marco, anunció que Bolivia privilegiará la integración con Brasil y Perú: “Cualquier camino binacional, bioceánico, internacional o ferrocarril vamos a conectar del lado de Brasil con salida hacia el Atlántico y, por el lado del Pacífico por los puertos de Perú, porque por Chile no se puede avanzar”. Nicolás Pitaray indicó que desde hace más de una década, la Cámara de Exportadores junto a la Cainco, Gobernación, y municipios de la provincia vienen incentivando el desarrollo de Puerto Busch, que resolvería el problema de enclaustramiento de Bolivia, ya que se utilizaría la hidrovía Paraguay-Paraná para sacar los productos nacionales hacia el Atlántico utilizando puertos soberanos y propios.

En ese sentido, el mandatario Morales prevé inaugurar en breve el corredor bioceánico desde Puerto Suárez hasta los puertos de Matarani e Ilo en Perú, el cual comenzará a redireccionar las exportaciones hacia China, India, Corea y Japón. Asimismo el vicepresidente Álvaro García Linera precisó que se prevé reorientar las exportaciones a través de una carretera específica y una vía férrea interoceánica.

En esa línea, el Gobierno confirmó que se está negociando una posible inversión conjunta con Perú para habilitar los puertos de Matarani e Ilo, y “vamos a seguir negociando para que se hagan inversiones significativas de bolivianos y peruanos, esa es una decisión que se ha tomado”, dijo.

Pitaray también sostuvo que gracias a las gestiones de los municipios fronterizos con el Gobierno se prevé construir una ruta con pavimento rígido desde Puerto Suárez hacia Puerto Busch, donde también se edificaría una terminal de carga sobre el río que forma parte de la hidrovía con salida directa al Atlántico.

Recordó que cuando se lanzó el proyecto en el 2012, el subsecretario de Relaciones Exteriores de Uruguay, Roberto Conde confirmó que su país permitirá a Bolivia “utilizar los puertos libres de Uruguay para que use nuestro sistema portuario y pueda trabajar con sus mercaderías sin que tenga que pagar ningún arancel; además hemos garantizado que puede usar cada vez mayores áreas de esos puertos”.

Conde informó que Uruguay está trabajando con Bolivia en acciones concretas para facilitar la navegación por la hidrovía, un corredor fluvial para la navegación de embarcaciones de hasta 10 pies de calado a través de los ríos Paraguay y Paraná, desde Puerto Cáceres en Brasil, hasta Nueva Palmira en Uruguay.

Empresarios Los empresarios privados y políticos opositores apoyan la propuesta de buscar vías alternas para las exportaciones. “Yo creo que la propuesta es correcta, tenemos que pensar que no solo podemos salir por Chile, ¿por qué no salimos por Perú, por el Río de la Plata o por la Amazonia?”, dijo el senador Germán Antelo.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Transporte Internacional, Gustavo Rivadeneira dijo estar de acuerdo con optar por puertos peruanos “porque nuestro sector constantemente es atropellado por las autoridades administrativas y políticas de Chile; a eso se suman capitales chilenos que están operando en nuestro país, reflejados en las agencias y líneas navieras que tienen unas políticas draconianas en cuanto a garantías por el uso de contenedores y equipos portuarios”.

El vicepresidente de la Cámara Nacional de Exportadores Guillermo Poumont también calificó de positiva la propuesta: “Tener un puerto propio es un proyecto de alta relevancia; el acuerdo vigente con Ilo no contempla la posibilidad de que Bolivia tenga un frente marítimo para construir un puerto propio”

FUENTE : http://www.cbh.org.bo/index.php?cat=331&pla=3&id_articulo=58639

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar