Coyuntura Internacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

Una empresa francesa desarrolla un "árbol eólico"

Fundada en noviembre de 2011 por el emprendedor Jérôme Michaud-Larivière, NewWind es una empresa tecnológica que se define como especializada en "la transformación de las energías cinéticas en energía verde". Según Michaud-Larivière, "la micro-electricidad y la pluralidad de turbinas, el bio-morfismo y el diseño" son los fundamentos de sus propuestas tecnológicas. [La imagen que ilustra esta noticia es una infografía (fuente: NewWind).

Al final de la noticia, incluimos un enlace con una lista de reproducción de vídeos en los que se muestra el funcionamiento de varios de los diferentes prototipos que ha ido ensayando NewWind]. NewWind define su árbol eólico -l’Arbre à Vent- como "un sistema de producción de electricidad en forma de árbol en el que las hojas operan como mini-turbinas eólicas". Según sus promotores -Jérôme Michaud-Larivière y el diseñador Claudio Colucci-, el árbol del viento, ingenio "de inspiración bio-mimética", puede integrarse fácilmente en cualquier tipo de paisaje, "desde el urbano, al rural, pues toda la tecnología es invisible: ningún cable o generador está a la vista, todo está integrado en las ramas y el tronco". Sus creadores aseguran, además, que su árbol eólico es silencioso, gracias al eje vertical de sus hojas micro-generadoras, que producen electricidad a partir de una velocidad del viento de dos metros por segundo. L'Arbre à Vent, que resiste vientos de clase III, ha sido diseñado para alcanzar una vida útil de 25 años, según NewWind.

Treinta mil euros

El árbol en cuestión tiene una altura de once metros (ocho metros de diámetro) y pesa, en total, tres toneladas. Consta de 72 hojas micro-generadoras y oferta una potencia de 3,1 kilovatios. NewWind comercializa su ingenio, a demanda, por 29.500 euros ("precio indicativo"). La empresa acaba de anunciar que instalará uno de sus árboles eólicos el próximo doce de marzo en la Plaza de la Concordia de París, donde operará -durante tres meses, hasta el quince de mayo- en modo "exposición y laboratorio a la vez". La Plaza de la Concordia fue el primer enclave parisino al que llegó el alumbrado público.

FUENTE: ENERGÍAS RENOVABLES

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar