Boletin Semanal

Suscribirse aqui

Los pronósticos de la comunidad energética mundial coinciden en señalar que Ecuador, junto con Brasil y Venezuela, son los países de la región latinoamericana que más se verán afectados por la caída en los precios del petróleo.

Ecuador: un país con incertidumbres energéticas

 

 

Esta situación no sólo afecta la estructura del gasto público en el corto plazo, sino que determina también una menor canalización de recursos hacia la inversión de mediano y largo plazo.

 

Pablo Javier Deheza.


Al presente, el gobierno del presidente Rafael Correa anuncia cambios en la gestión económica del país. 2015 empezó con tres medidas que buscan mitigar los daños por la caída del precio del petróleo: recorte presupuestario, establecimiento de salvaguardias cambiarias y un incremento en la restricción para la importación de vehículos y partes para su ensamblaje. A esto se suma también la Ley de Telecomunicaciones, promulgada en diciembre de 2014, que determina el cobro de un porcentaje a las operadoras con una participación de mercado mayor al 30%; con esto se espera lograr una recaudación de alrededor de 115 millones de dólares al año.

 

 

Según un comunicado del ministerio de Finanzas del Ecuador, en orden de blindar la economía, se dispuso el recorte de 1.420 millones de dólares al Presupuesto General del Estado para la gestión 2015, “dada la fuerte baja del precio del petróleo en el mercado internacional”. De acuerdo a lo informado, 839,8 millones se recortarán en gastos de inversión y el saldo en gasto corriente.

 

DEPENDENCIA DEL PETRÓLEO

 

La economía del país depende de un precio promedio del petróleo en el orden de los 79,7 dólares por barril para garantizar sus niveles presupuestarios actuales. Sin embargo, de acuerdo a la agencia de noticias Bloomberg, el crudo Oriente se cotizó en 42,49 dólares al inicio de 2015.

 

El gobierno ecuatoriano fijó salvaguardias cambiarias para Colombia y Perú, del 21 y 7% respectivamente. Se espera que esto contribuya a mitigar los riesgos por la apreciación de la divisa estadounidense. Se debe tener presente que Ecuador tiene su economía dolarizada desde el año 2000, cuando el entonces presidente Jamil Mahuad dictó la medida en medio de una fuerte crisis económica.

 

Los vehículos y partes importadas para el ensamblaje interno de movilidades tendrán más restricciones para su ingreso al país. Los cupos muestran un decrecimiento del 57% respecto a lo que se tuvo establecido en 2012.

 

El 29 de diciembre del 2014 fue publicada la Ley de Incentivos a la Producción y Prevención del Fraude Fiscal. Se trata de otra iniciativa más que busca paliar los posibles daños por la caída en los precios del crudo. La norma establece el cobro de impuestos sobre la utilidad en la venta ocasional de acciones, previamente exenta. También determina que las cocinas, calefones y otros aparatos para la cocción y calentamiento de agua que funcionen a gas comiencen pagar un impuesto a los consumos especiales del 100%. Se eliminó el IVA y el Impuesto a la Salida de Divisas para la compra de cocinas, ollas, calefones y duchas eléctricas. Claramente estas medidas apuntan a favorecer un cambio en la matriz de consumo energético del Ecuador.

 

Ecuador es el país con la más alta concentración de ríos por kilómetro cuadrado en el mundo. Esta condición natural genera un enorme potencial para la generación hidroeléctrica.

 

Los desafíos que se avizoran en el corto y mediano plazo para el país gobernado por Rafael Correa no son pocos y las respuestas de las autoridades apuntan a decisiones tempranas con las cuales buscan mitigar eventuales daños. Según la OPEP, a la que pertenece Ecuador, se estima que los precios del crudo inicien una recuperación parcial hacia el segundo semestre de 2015. Consecuentemente este es un juego de equilibrios en el manejo de las cuentas en el corto plazo y a eso precisamente parece apuntar el gobierno de este país.

 

EL PETRÓLEO EN ECUADOR

 

Ecuador es el quinto mayor productor de petróleo de América del Sur, luego de Brasil, Venezuela, Colombia y Argentina. En 2014 Petroamazonas EP produjo un promedio de 361.105 barriles diarios de crudo, ubicándose 34.510 por encima de lo reportado para 2013, de acuerdo a información de la estatal ecuatoriana. Según Oswaldo Madrid, gerente de Petroamazonas EP, la producción total del país –las empresas estatales más las extranjeras– bordea los 560.000 barriles diarios. Históricamente, Ecuador ha exportado la mayoría del crudo que produce, aproximadamente un 70%, siendo su principal destino el mercado estadounidense.

 

Datos de la OPEP indican que en 2014 el valor de exportaciones petroleras ecuatorianas fue de aproximadamente 14,100 millones de dólares. Sus reservas probadas son 8,832 millones de barriles de crudo y ocupan el tercer lugar de América del Sur, luego de Venezuela y Brasil. Cuenta con poco gas. La mayor parte de las reservas de petróleo de Ecuador se encuentran en la cuenca del Oriente, ubicada en la zona amazónica.

 

El Ministerio de Recursos Naturales No Renovables es el responsable de las decisiones de política energética.

 

La Agencia de Regulación y Control de Hidrocarburos es el ente a cargo de la regulación del sector. Hacia 2012, las operaciones realizadas en conjunto por las estatales Petroecuador, Petroamazonas y Río Napo –esta última resultado de una asociación entre Petroecuador y PDVSA–, representaron aproximadamente el 73% de la producción total y el saldo se debe a los campos operados por empresas privadas. En noviembre de 2012, Petroamazonas comenzó la operación de campos antes gestionados por Petroecuador y Operaciones Río Napo. Las compañías petroleras internacionales que operan en Ecuador incluyen a Repsol, ENI, ENAP y Andes Petroleum.

 

LAS RESERVAS DEL YASUNÍ

 

Se tiene conocimiento de la existencia de importantes reservas de crudo en los campos Ishpingo- Tambococha-Tiputini, ubicados en el Parque Nacional Yasuní. Los mismos estaban en situación de moratoria de actividades entre 2007 y 2013, dados los intentos del gobierno ecuatoriano para proteger la zona y no afectar a dos grupos de culturas indígenas aisladas que viven en el área. En vista de que no fue posible lograr el apoyo de la comunidad internacional para hacer sostenible esta iniciativa, en agosto de 2013, el presidente Rafael Correa anunció el fin de la moratoria. Desde entonces al presente se vienen completando las labores exploratorias.

 

Las reservas estimadas de Yasuní están en el orden de los 909 millones de barriles de petróleo, entre probadas y probables, de acuerdo con un estudio realizado por la empresa francesa Beicip-Franlab para Petroamazonas.

 

Pese a su condición de país exportador de crudo, Ecuador es un importador de productos refinados.

 

De acuerdo a lo informado por Oswaldo Madrid, los esfuerzos de explotación tendrán inicio con la construcción del puerto Miranda, que básicamente es una rampa de acceso a orillas de río Napo, desde donde se gestionará la logística de maquinarias, insumos y transporte que se requerirán para las labores. Puerto Miranda está ubicado a orillas del río Napo, en la frontera con el Perú, a 40 minutos aguas arriba de Nuevo Rocafuerte, en la provincia Orellana.

 

Alrededor de 300 obreros y técnicos comenzarán a trabajar en la edificación de tres plataformas, Tiputini A, B y C. Se requiere de fundaciones sólidas que hagan posible la operación del taladro de perforación. El crudo de Yasuní se encuentra a una profundidad de entre 2.450 y 2.750 metros. Se tenía previsto concluir con las obras civiles y tuberías que forman parte de la plataforma hasta inicios de 2015 y comenzar con las primeras perforaciones en junio. Siguiendo con Oswaldo Madrid, la previsión de Petroamazonas es contar con los primeros barriles hacia el primer trimestre de 2016.

 

COMERCIO E INFRAESTRUCTURA

 

Ecuador comercializa dos grados de crudo: Oriente, que representa dos tercios de las exportaciones totales, y Napo, que es un crudo más pesado. Además de los Estados Unidos, otros destinos principales para el petróleo ecuatoriano fueron Chile, Perú y Japón. En los últimos años se vienen fortaleciendo las relaciones con China y ésta comenzó a gravitar en la economía del país sudamericano. En la primera semana de 2015 el presidente Rafael Correa estuvo de gira por la potencia asiática en busca de mayores inversiones que ayudan a paliar las consecuencias de la caída en los precios del crudo.

 

Ecuador cuenta con dos oleoductos importantes. La vía más antigua y más utilizada es el Sistema Oleoducto Trans- Ecuatoriano, construido a principios de 1970. Tiene una extensión de 480 kilómetros y una capacidad de 400.000 barriles diarios. Se extiende desde Lago Agrio hasta la terminal petrolera Balao, sobre el océano Pacífico. El segundo tendido importante es el Oleoducto de Crudos Pesados (OCP). Tiene una extensión de 500 kilómetros, con una capacidad de 450.000 barriles diarios y corre paralelo al SOTE. Inició operaciones en 2003 y su implementación duplicó la capacidad de transporte del crudo ecuatoriano, favoreciendo el incremento de la producción. Ecuador dispone también de oleoducto internacional Transandino, con una capacidad de 50.000 barriles diarios y que conecta los yacimientos del país con el puerto colombiano Tumaco.

 

De acuerdo a la información de la petrolera estatal ecuatoriana, el país cuenta con tres grandes centros refineros: Esmeraldas, con una capacidad de 110.000 barriles diarios; La Libertad, que procesa 45.000 barriles diarios y Shushufindi, con 20,000 unidades al día.

 

Pese a su condición de país exportador de crudo, Ecuador es un importador de productos refinados. En general, exporta productos refinados pesados, como el fueloil, e importa productos más livianos incluidos la gasolina, diésel y gas licuado de petróleo, además de otros derivados.

 

GAS EN EL ECUADOR

 

A comienzos de 2013, Ecuador contaba con reservas de gas natural en el orden de los 247.000 millones de pies cúbicos. En 2012 la producción bruta de gas natural fue de 54 millones de pies cúbicos, de los cuales 36 millones fueron comercializados y el resto quemado o venteado. La producción de gas natural seco, que se obtiene luego de extraer los hidrocarburos líquidos asociados, fue de 18 millones de pies cúbicos, de los cuales todo fue consumido en el país. Las bajas tasas de utilización de gas natural se deben principalmente a la falta de una infraestructura para la captura y comercialización de este recurso.

 

El yacimiento Amistad es el principal proyecto de gas natural del Ecuador. Está ubicado en el golfo de Guayaquil y es operado por Petroamazonas. En 2012 produjo 60 millones de pies cúbicos por día y se prevé que esta capacidad se duplique hacia 2015. Petroecuador se hizo cargo del proyecto Amistad después de que Noble Energy, con sede en Estados Unidos, decidió salir del país en lugar de renegociar su contrato. La producción de gas natural de Amistad alimenta la planta de electricidad Machala, de 130 megavatios, que suministra electricidad a la región de Guayaquil.

 

En la zona del yacimiento las actividades de exploración son lideradas por Petroamazonas, pero también participan Andes Petroleum, ENAP y PDVSA.

 

LA ENERGÍA ELÉCTRICA EN ECUADOR

 

Ecuador es el país con la más alta concentración de ríos por kilómetro cuadrado en el mundo. Esta condición natural genera un enorme potencial para la generación hidroeléctrica.

 

En 2011, la hidroelectricidad representó más del 50% de la generación de electricidad en el país. La otra gran fuente de suministro de energía eléctrica es un grupo de plantas de energía térmica convencional a partir de combustibles fósiles.

 

De acuerdo con los datos del Consejo Nacional de Electricidad del Ecuador, en 2014 el total de la capacidad de energía eléctrica instalada en el país fue de 5.100 MW. De esta, 2.746 MW (53,84 %) proviene de fuentes no renovables, es decir centrales térmicas. Los restantes 2.354 MW (46,16%) lo hacen de fuentes que el gobierno considera renovables y que cuyos principales componentes son energía hidráulica (43,86%), solar (0,10%) y eólica (0,37%). El Ministerio de Electricidad y Energía Renovable tiene previsto que para el 2017 el 60,6% de la electricidad se origine a partir de fuentes renovables. Sin embargo, también se sabe que la caída en los precios del petróleo, una de las principales fuentes de ingresos del país, determinó el recorte del presupuesto para 2015, principalmente en lo que hace a los gastos en inversión.

 

La mayor parte de la capacidad hidroeléctrica de Ecuador se encuentra en la provincia del Azuay, en las tierras altas del centro sur del país. La central hidroeléctrica de Paute Molino es el complejo de esta nat u r a - leza más g r a nde del país. T i e n e una capacidad de 1,1 GW.

 

Para enfrentar la falta de capacidad de generación, Ecuador planea construir en la próxima década seis nuevas plantas de energía hidroeléctrica con una capacidad de total de 2,8 GW. La planta de Coca Codo Sinclair, que estará ubicada en la provincia de Napo, tendrá una capacidad de generación de 1,5 GW. La financiación para todos estos nuevos proyectos se espera que provenga de China.

 

Como ya se vio en la participación de las energías solar y eólica en la generación de electricidad, estas tecnologías alternativas no gozan de una penetración importante en Ecuador.

 

UN 2015 CON INCERTIDUMBRES

 

En el corto plazo, la pregunta más acuciante para Ecuador y sus autoridades gira en torno a la situación de los precios del petróleo. ¿Cuándo y en qué grado comenzará a recuperarse el mercado internacional? ¿Cuál será el nuevo equilibrio relativo que se genere? En la medida en que estas respuestas vayan apareciendo, recién será posible considerar con mayor precisión los tiempos a futuro con el que se darán nuevas inversiones en el sector energético ecuatoriano.

 

De momento, queda un país con incertidumbres e intentando mitigar los riesgos sociales y políticos que pueden derivarse de un año que se prevé será complicado para la economía del país.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar