Coyuntura Internacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

¿Tocó fondo el precio del petróleo?

Los automovilistas están felices: la gasolina y el diésel cuestan cada vez menos y el precio del crudo está en caída libre. Para los países exportadores es, en cambio, un desastre. ¿Cambiará pronto la tendencia?

La caída en picada del precio del petróleo se frenó por lo pronto al inicio de la semana. En la mañana del lunes, un barril (159 litros) de Brent del Mar del Norte costaba US$62,60, es decir, 75 centavos más que el viernes. Pero ya este martes el barril de Brent bajaba su cotización en torno a los US$58, mientras el de la marca estadounidense WTI llegó a romper incluso la barrera de los US$55. El precio de la llamada "cesta OPEP", un calculo medio de doce crudos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, se situó por su parte en US$57,92.

Este verano boreal, los precios del petróleo bajaron en cerca de un 40%. Desde fines de noviembre, cuando la OPEP declinó reducir la extracción para contrarrestar la caída, se abarataron un 20%. Y no hay señales de que los productores cambien de actitud. Además de Arabia Saudí, el mayor de los socios de la organización, también los Emiratos Árabes Unidos se pronuncian contra una contracción de la explotación petrolera.

El récord de 2008. Una breve mirada hacia atrás: en 2008, el precio del petróleo bordeaba los US$150 por barril y los especialistas vaticinaban más alzas. Pero entonces se produjo la crisis financiera mundial y en pocas semanas el petróleo se desplomó a cerca de US$45.

Cierto es que, con la reactivación de la coyuntura económica, volvió a empinarse sobre el umbral de los US$100 en el verano boreal de 2014. Pero desde entonces va en descenso. Las fluctuaciones no tienen solo un origen coyuntural. “Durante mucho tiempo no se tomó en cuenta que el avance técnico hizo posible extraer más petróleo”, indica a DW Leon Leschus, experto en materias primas del Instituto de la Economía Mundial (HWW), de Hamburgo. Leschus hace notar que “particularmente Estados Unidos ha conseguido extraer más petróleo gracias al fracking”.

Pronósticos diversos. De acuerdo con los pronósticos de la Agencia Internacional de Energía (AIE), el petróleo continuará bajo presión el 2015. Hace poco, el organismo explicó que la demanda no crece tanto como se esperaba, pese a lo cual no cesa el boom de extracción en Estados Unidos. En consecuencia, los depósitos están cada vez más llenos y los precios bajan.

Sin embargo, Leon Leschus piensa que por lo menos la caída en picada está llegando a su fin. “Creo que lentamente el precio del petróleo está tocando fondo”, indica. El especialista parte de la base de que la economía mundial se reactivará el 2015, lo que incrementará la demanda de este combustible.

Al mismo tiempo, estima que la sobreoferta que impera actualmente en el mercado se reducirá, “dado que algunos productores extraerán menos petróleo, en vista de que no les resulta rentable cuando los precios son bajos”.

Tendencia al alza. También Eugen Weinberg, experto en materias primas del Commerzbank, cree que la tendencia se revertirá lentamente. “Muchas razones apuntan a que el precio se elevará pronto bastante por encima de los actuales US$60 + X”, señaló en un programa bursátil de la TV alemana.

Asimismo Leon Leschus ve para 2015 un precio al alza. “Pronosticamos que el precio se situará entre US$80 y US$90 por barril”, indicó. Sin embargo, no hay motivo de algarabía para países como Irán, Irak, Nigeria o Rusia, fuertemente dependientes de la exportación de petróleo. “Para ellos vendrán tiempos difíciles, porque no contamos con que el precio del petróleo vuelva a recuperarse a corto plazo hasta llegar los US$100 o más, que es lo que esos países necesitarían”, dice el experto.


FUENTE: AMÉRICA ECONOMÍA

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar