Coyuntura Internacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

Energía y fuentes renovables son claves para el desarrollo

Alrededor de 34 millones de ciudadanos en América Latina y el Caribe carecen de electricidad en sus hogares y 75% de la matriz regional depende de fuentes no renovables, lo que hace necesario aumentar el acceso, el uso de energías renovables y la eficiencia energética para un desarrollo sostenible con igualdad, según coincidieron hoy autoridades de la región y representantes de organismos internacionales durante el lanzamiento de la Década de la Energía Sostenible para Todos (SE4ALL) en las Américas.

En la inauguración del encuentro, celebrado en Santiago, intervinieron la Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, el Director Ejecutivo de Sustainable Energy For All (SE4ALL) y Representante Especial del Secretario General de Naciones Unidas, Kandeh Yumkella, la Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena, el Vicepresidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Hans Schulz, y el Coordinador Residente del Sistema de las Naciones Unidas en Chile, Antonio Molpeceres.

La Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, indicó que este país, donde 96% de la población sí tiene acceso a la electricidad, se ha propuesto reducir para 2018 en 50 % el número de familias que hoy en día no tienen suministro eléctrico, así como lograr que 20% de su matriz corresponda a energías renovables no convencionales para 2025 y fomentar la eficiencia energética, con un objetivo de ahorro de 20% para ese mismo año.

Kandeh Yumkella, Representante Especial del Secretario General de Naciones Unidas, señaló por su parte que la energía, que no fue incluida de forma explícita en los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), debe ser un asunto central en la agenda post-2015 para fomentar el crecimiento, la competitividad y la innovación. Todavía hoy 1 mil 300 millones de personas carecen de acceso a la electricidad en el mundo, recalcó.

De ellos, unos 34 millones viven en América Latina y el Caribe, lo que supone 5% del total de su población, apuntó la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL. Alicia Bárcena explicó que este organismo de Naciones Unidas ha planteado cuatro puntos clave para una agenda sostenible en esta materia: promover el ahorro y uso eficiente de la energía, fomentar la igualdad en el acceso, mejorar la seguridad energética y diversificar la matriz, que en la región depende hoy en 75% de fuentes no renovables.

El Vicepresidente del BID señaló que este organismo está en camino de alcanzar la meta de destinar 5 mil millones de dólares en cinco años para financiar proyectos de energía sostenible, tal como se comprometió en 2012 en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible de Río de Janeiro (Río+20). Dentro de los esfuerzos regionales más recientes, Hans Schulz destacó el despliegue de la energía solar en Chile y de la eólica en Uruguay.

Sustainable Energy For All (enlace disponible solo en inglés) es una alianza intersectorial de gobiernos, sector privado y sociedad civil que fue lanzada en 2011 por el Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon. En ella se han establecido tres objetivos para el año 2030: asegurar un acceso universal a servicios modernos de energía, duplicar la eficiencia energética y doblar el porcentaje de las energías renovables en la matriz mundial.

Naciones Unidas acordó a fines de 2012 que el período entre 2014 y 2024 sería considerado la Década de la Energía Sostenible para Todos. El encuentro inaugurado hoy representa el lanzamiento de esa campaña en esta región, donde 21 países latinoamericanos y caribeños ya se han sumado a esa iniciativa.

A esta reunión, que concluirá el viernes 17, asisten autoridades de los Ministerios de Energía de distintos países de la región, así como representantes del sector privado y de la sociedad civil.

Fuente: Prensa Libre

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar