Coyuntura Nacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

Vicepresidente clausura Congreso de la CBHE: “La energía atómica es el fuego del siglo XX y XXI”

Los planes de embarcar a Bolivia en el desarrollo de la energía nuclear es contundente, hasta ahora la posibilidad había sido mencionada como como una intención. Fue el vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, quien remarcó enfáticamente la necesidad de desarrollar proyectos pacíficos de energía nuclear para Bolivia.

“El uso y aprendizaje de la energía atómica es una de nuestras obligaciones como sociedad y como Estado, hemos tomado esa decisión y vamos a encaminarnos en ella, en los siguientes años pondremos en aplicación un programa de energía nuclear, con fines pacíficos, fines médicos y agrícolas, como corresponde, pero tendremos una elite, un núcleo de cerebros, integrados al mundo, a las redes de trabajo en el ámbito atómico, que le permitan a Bolivia aprender y utilizar este fuego del siglo XXI, energía atómica”, indicó.

El segundo mandatario del país refirió el tema en el marco de su discurso de clausura del 7mo Congreso Internacional Bolivia Gas y Energía, el mayor evento energético del país, organizado por la Cámara Boliviana de Hidrocarburos y Energía (CBHE). Este año el foro reunió a más de 500 personas, entre expertos en materia de energía, autoridades del sector, altos ejecutivos de empresas destacadas del rubro y estudiantes universitarios, entre otros.

“La energía atómica es el fuego del siglo XX y XXI, es el fuego que tenían los antepasados hace 20 mil años y que les permitió construir filosofía, ciencia técnica, filosofía, cultura, agricultura, el conocimiento del átomo, de sus regularidades, de sus usos, de su funcionamiento es el en el siglo XX y XXI la piedra de toque, el núcleo fundamental de los nuevos conocimientos y las nuevas tecnologías, las nuevas teorías y los nuevos medios de producción”, afirmó Linera, al referirse a la importancia de desarrollar la energía nuclear como un elemento más del ramillete de energías que permitirán diversificar la matriz energética del país en el largo plazo.

A esto añadió que “Bolivia no puede quedar al margen, si esto es así, si el conocimiento del átomo, de la energía atómica es el fuego sagrado del siglo XX y XXI como lo fue el fuego para las civilizaciones pre-agrícolas de hace 20 mil años; una sociedad que se respete y nosotros nos respetamos hoy no puede quedar al margen y no vamos a quedar al margen, sostuvo.

Sobre los cuestionamientos que se realizan contra el uso de la energía atómica por su uso en fines bélicos y destructivos, recordó que esta no es dañina en sí misma y que el desafío está en la capacidad que tenga la sociedad de aprender, comprender y respetar su fuerza y saberla utilizar para fines colectiva y humanamente benéficos.

Asimismo, cuestionó la censura impuesta hacia los países que buscan ingresar al uso de este tipo de energías. “rompamos las cadenas mentales y coloniales, rompámoslas, atrevámonos a salir de la cueva, como lo hicieron hace 20 mil años nuestros antepasados. Atrevámonos a asumir una responsabilidad ante el mundo, ante nuestra historia y ante nuestra sociedad, el conocimiento de la energía atómica es el conocimiento del Abc de la naturaleza”.

“No importa el tiempo que tardemos, lo vamos a hacer, porque estamos convencidos de que ahí estamos cimentando las condiciones del desarrollo tecnológico de los bolivianos para los siguientes 400 o 500 años”, remarcó.

En este marco, el vicepresidente del Estado, recordó las inversiones que se están realizando en la implementación de proyectos de energía alternativa; solar, eólica, geotérmica e hidroeléctrica para conseguir una matriz energética diversa y segura.

Por otro lado, la segunda autoridad del país hizo referencia a lo que él denominó la segunda buena noticia del congreso, la seguridad de los mercados del gas boliviano, recordó que si bien Brasil y Argentina tienen amplias posibilidades con el desarrollo del shale gas tanto del Presal como de Vaca Muerta, respectivamente, estos proyectos serán una realidad en un horizonte de largo plazo, lo que a juicio de Linera, da a Bolivia el tiempo necesario para planificar su comercio internacional de energéticos.

Fuente: Hidrocarburos Bolivia

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar