Coyuntura Internacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

Se avecina separación funcional en la Comisión Federal de Electricidad de México

De acuerdo con funcionarios de la paraestatal, lo que se va a hacer es que cada una de las áreas tendrá su línea de negocio aparte y para ello es que estarán facultados para crear nuevas subsidiarias que puedan atender el negocio.

Los primeros efectos que habrá en la Comisión Federal de Electricidad (CFE), tan pronto como se ponga en marcha su nueva ley así como la Ley de la Industria Eléctrica, son la separación de los negocios de generación, transmisión y distribución.

De acuerdo con funcionarios de la paraestatal, lo que se va a hacer es que cada una de las áreas tendrá su línea de negocio aparte y para ello es que estarán facultados para crear nuevas subsidiarias que puedan atender el negocio. Una de las áreas se va a llamar de transportistas y lo que pretende hacer es una descentralización del servicio de energía.

Pese a los cambios, la CFE se queda como el principal jugador del sector, pero a través de un acceso no discriminatorio y equitativo porque el Centro Nacional de Control de la Energía (Cenace) será separado de la paraestatal y actuará como un organismo operador independiente y lo mismo dará paso a la energía de generación privada como a la de la CFE o al acceso a las redes de transmisión privadas que pueda haber.

Habrá la opción de que alguien pueda contratar el servicio como si fuera un carrier igual que en Estados Unidos, las líneas que llevan la luz a una colonia y la energía que se transporta pueden ser de empresas distintas y ya el consumidor escoge quién le vende la energía.

José Antonio Prado, especialista en el sector, opinó que “la apertura fue mucho más agresiva que en el petróleo, el tema es que se crea un mercado con nuevos jugadores en nuevas áreas”.

De acuerdo con las disposiciones aprobadas en el Dictamen de la Ley de la Industria Eléctrica, las reglas las va a poner la Secretaría de Energía (Sener) en el primer año, y luego de que las expide y el mercado se integra, hay una ventana de otros seis meses para la conformación del Centro Nacional de Control de Eléctrico; a partir de ahí hay otros tres meses para que la gente acabe de pasar de la CFE al Cenace. Luego de estos cambios vienen las reglas de operación, que es la normatividad administrativa, ya entonces esta parte es la más importante de la reforma, porque son cientos de regulaciones en todas las materias de electricidad, son los reglamentos de las leyes.

Prado comenta que: “Podría haber un problema en que el Poder Ejecutivo vaya más allá de las leyes y que provocará una serie de controversias constitucionales”.

A partir de que la ley entre en vigor y todo el marco regulatorio esté expedido, incluyendo las reglas del mercado del sector eléctrico con la participación de la CRE y la Sener, así como la transición del mercado eléctrico con los nuevos modelos de contrato que deberá crear la Comisión Reguladora de Energía, el pronóstico es que se estarán tomando las primeras decisiones en al menos un año más.

FUENTE: AMERICAECONOMIA

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar