Boletin Semanal

Suscribirse aqui
###

 

Bernardo Prado:

 

 

 

Exportar
urea no es lo
mismo que
exportar gas

 

 

 

 

 

 

En esta entrevista con Bernardo Prado Lievana, director del portal www.hidrocarburosbolivia.com, se destaca el inmenso potencial hidrocarburífero que posee Bolivia y, al mismo tiempo, la urgencia de generar condiciones “ideales”que permitan el correcto aprovechamiento de ese potencial. El diálogo trasparenta la visión centradaen la importancia de la inversión extranjera y sus garantías.

 

Raúl Serrano

1Bolivia contará con una nueva certificación de las reservas entre julio y agosto del presente año, ¿considera que por el momento habría que ser cautos en materia de proyección de nuestras reservas?

 

No sé si cautos, considero que realistas es el término. Para nadie es un secreto el inmenso potencial hidrocarburífero que posee Bolivia. El problema radica en generar las condiciones ideales que permitan el correcto aprovechamiento de ese potencial. En ese sentido, queda claro que se debe mantener un equilibrio permanente entre los niveles de producción, los ingresos generados y las inversiones que se destinan a las actividades exploratorias que, dicho sea de paso, es la única manera de reponer e incrementar las reservas que se consumen en el tiempo. Actualmente podemos notar que no existe una relación coherente entre esos tres factores y trabajar en dicho aspecto es un reto que se debe afrontar de la manera más seria y a la brevedad posible.

 

2¿A mayor cautela, menos mercados?

 

No necesariamente, personalmente considero que los mercados dependen más de la gestión que de la cautela.

 

3¿Es inseparable el tema de las reservas del tema mercados?

 
Definitivamente, las reservas cumplen la estratégica función de garantizar la solvencia y seriedad del país como proveedor energético regional. Reservas y capacidad de transporte son los factores fundamentales en este caso.

 

4¿Cómo observa los mercados del gas boliviano en la región? Cree que deberíamos aumentar nuestros clientes?

 

El panorama para Bolivia como proveedor de gas en la región ha cambiado notablemente en los últimos años. Brasil y Argentina, los únicos consumidores externos del gas natural boliviano, han trabajado mucho para minimizar la dependencia de nuestro gas. En el caso del mercado argentino, Bolivia no solamente dejó de ser el único proveedor, ahora pasó a ser la segunda fuente de abastecimiento de gas después del GNL. Por otro lado, Brasil que hasta hace poco también tenía a Bolivia como única fuente de abastecimiento, ahora es capaz de importar y regasificar GNL en volúmenes que superan la capacidad del GASBOL. Alguien dirá que pese a eso, año tras año, Bolivia exporta más gas a esos mercados y genera mayores ingresos por tal concepto y que además de eso nuestro gas es más económico. Al respecto no hay nada que discutir, lamentablemente, desde un punto de vista geopolítico y estratégico, el panorama no es del todo alentador. En ese sentido, el Gobierno debe concentrar todos los esfuerzos posibles para lograr sentarse en la mesa de negociación con Brasil “agarrando el sartén por el mango” al momento de tratar las condiciones sobre las cuales se renovará el GSA, principalmente el nuevo precio.

 

En lo que a nuevos clientes se refiere, considero que se debería apuntar a consolidar el mercado brasileño que se encuentra alejado de la costa del Atlántico y cercano a la frontera con Bolivia. Hay mucho potencial ahí, la termoeléctrica de Uruguaiana es un claro ejemplo.

 

Otro mercado interesantísimo es el norte de Chile, sería bueno trabajar en salvar los obstáculos políticos que impiden la llegada de nuestro gas a las industrias y las viviendas del vecino país y por qué no, de ahí al mundo en forma de GNL.

 

5¿Qué país sería el más necesitado del gas boliviano al momento?

 

No me preocuparía tanto por definir el mercado más necesitado, lo cierto es que ahora es Bolivia la que necesita exportar su gas mucho más de lo que Brasil o Argentina necesitan importarlo.

 
6Para contar con más reservas de gas y al parecer nuevos clientes, se apunta como imprescindible una mayor exploración en Bolivia ¿cómo observa este escenario en particular?

 

Aquí estamos frente a una serie de factores dependientes entre sí. Sin inversión no hay exploración, sin exploración no hay reservas, sin reservas no hay mercados y sin mercados no hay ingresos. Cada factor debe tener las condiciones adecuadas para existir. No es difícil darse cuenta que para cada factor hay un común denominador: Las reglas claras.

 

7¿Cree usted que Bolivia solamente debe exportar su gas o también utilizarlo como detonante de procesos de desarrollo en el país?

 

“Si existe absoluta certeza de que la industrialización del gas será más rentable que su exportación,entonces se la debe priorizar.”

Si existe absoluta certeza de que la industrialización del gas será más rentable que su exportación, entonces se la debe priorizar. La industrialización le da un valor agregado al gas natural pero al mismo tiempo se debe considerar que los subproductos obtenidos deben ser comercializados para convertirse en recursos económicos que beneficien a todos los bolivianos y es ahí donde está el reto de superar los ingresos que genera la exportación de gas por ducto. Para muestra basta un botón. Exportar urea no es lo mismo que exportar gas, las complejidades en ese tipo de mercados son mayores y son esas complejidades las que pueden complicar el panorama y los resultados de la industrialización. Lo ideal, aunque difícil, sería buscar compradores a largo plazo. Existen empresas de talla mundial como Samsung o Marubeni que bien podrían demandar a largo plazo la producción que generen los procesos de industrialización del gas que Bolivia tiene ejecutándose y en agenda.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar