Coyuntura Internacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

Eléctricas niponas prevén aumentar su capacidad de generar energía no nuclear mediante plantas térmicas

Las principales compañías eléctricas japonesas, entre ellas la operadora de la central nuclear de Fukushima Tokyo Electric Power (TEPCO), presentaron proyectos para aumentar la capacidad de generación de sus plantas térmicas basadas en el carbón y en otros combustibles fósiles.

Varias de las grandes compañías desvelaron recientemente sus planes para impulsar este tipo de energía, mientras que el Gobierno y la Autoridad de Regulación Nuclear (NRA) preparan la reactivación de todas aquellas centrales nucleares del país que cumplan las nuevas regulaciones establecidas tras la crisis de Fukushima.

En particular, TEPCO planea una ampliación de sus centrales térmicas para generar hasta 6 millones de kilovatios más, un aumento del 10% de su actual producción de 65 millones de kilovatios, según avanzó una fuente de la compañía a la agencia Kyodo.

Este aumento equivale a la capacidad de seis reactores nucleares, y según la misma fuente será anunciado este jueves, por la empresa junto con una licitación pública para empresas constructoras que lleven a cabo el proyecto.

Tras el accidente y la crisis nuclear de Fukushima, la principal compañía energética del país se vio obligada a detener la mayoría de sus reactores nucleares, y se enfrentó a los costes crecientes de los combustibles fósiles para mantener su capacidad de generación eléctrica.

Para llevar a cabo su proyecto de ampliación, TEPCO espera contar con la participación de otras grandes empresas niponas como Chubu Electric Power, Nippon Steel & Sumitomo Metal, Electric Power Development, Tokyo Gas, Osaka Gas y Kansai Electric Power, según las mismas fuentes.

Por su parte, Chubu Electric anunció la apertura de una convocatoria para construir una central térmica de carbón con una capacidad de un millón de kilovatios.

Kyushu Electric también planea ampliar sus instalaciones térmicas en la región de Nagasaki, al sur de Japón, en un volumen similar, mientras que Tohoku Electric anunció recientemente que prepara la construcción de un nuevo generador de este tipo en Akita, al norte del país, con una capacidad de 600.000 kilovatios.

En Japón hay actualmente 48 reactores nucleares desconectados a raíz del accidente en la planta atómica de Fukushima, y de ellos dos, ubicados en la planta de Sendai, al suroeste del país, accedieron a la fase final del proceso de revisión de seguridad, y podrían ser los primeros en reactivarse, este mismo verano. Un total de 17 reactores en 10 plantas nucleares de todo el país están siendo sometidos a inspecciones para determinar si cumplen los nuevos requisitos de seguridad.

El incidente nuclear provocado por el terremoto y el tsunami de marzo de 2011 puso en jaque al modelo energético nipón, perjudicó a su economía debido al aumento de las importaciones de combustibles fósiles y abrió el debate sobre el recurso nuclear, rechazado por un 40% de los nipones según las últimas encuestas.

FUENTE: energiadiario

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar