Coyuntura Internacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

ESPAÑA: AIMME desarrolla una cerradura electrónica que se autoabastece con la energía que genera el propio usuario



VALENCIA, ESPAÑA// El Instituto Tecnológico metalmecánico AIMME, en colaboración con la empresa alemana Horatio GmgH y la luxemburguesa Tuomi S.A., ha desarrollado un sistema de control de accesos integrado basado en una cerradura electrónica que se autoabastece de energía con el propio movimiento que genera el usuario al abrirla. La energía que se genera al accionar la manivela, se transforma en energía eléctrica, eliminando así la necesidad de pilas o cables de alimentación. El resultado es un producto más ecológico y respetuoso con el medio ambiente frente a las soluciones tradicionales. Se estima una reducción de la emisión de CO2 del 97%, según pruebas realizadas durante la fase de desarrollo y validación.

Otra ventaja de este sistema es su fácil instalación y según reconocen los técnicos de AIMME “los responsables de mantenimiento de un edificio podrían instalarlo ya que no requiere cableado, incluso sustituyendo cerraduras tradicionales por esta revolucionaria cerradura electrónica”.

Otra de las ventajas del producto es su reducido mantenimiento. Mientras los productos existentes necesitan baterías o pilas, que se cambian aproximadamente cada dos años, los condensadores que utiliza esta cerradura están garantizados por un mínimo de 10 años. Por otro lado, los ensayos realizados al sistema mecánico proporcionan resultados que avalan su durabilidad.

El diseño del dispositivo permite el uso de teléfonos móviles como medio de apertura, siempre que dichos móviles dispongan de la tecnología NFC (siglas en inglés de Near Field Communication), un sistema de comunicación inalámbrico de corto alcance y que permite que dos dispositivos se puedan comunicar entre sí de manera cómoda y eficaz. También permite el uso de tarjetas de acceso RFID, que utiliza sistemas de radiofrecuencia.

El sistema de control de accesos integrado es seguro, versátil y flexible en su utilización, según los técnicos de AIMME.

El dispositivo puede ser programado de forma rápida y sencilla. Por ejemplo, en caso que se extraviase una tarjeta de identificación, puede ser rápidamente anulada dentro del registro para evitar accesos no autorizados.

En situaciones de emergencia, o en condiciones específicas con previo acuerdo, por ejemplo para el cuidado de enfermos y asistencia a domicilio, la cerradura permite también abrirse mediante llaves convencionales.

Aplicaciones:

El uso de estos dispositivos permite proporcionar acceso por tiempos definidos a edificios públicos tales como administración pública, hospitales y centros de salud, aeropuertos y estaciones de transporte público, o edificios privados tales como hoteles, centros de negocios, centros comerciales.

Según los responsables del proyecto en AIMME, “las aplicaciones son numerosas, porque un usuario puede dar acceso temporal y restringido, por ejemplo a un médico que tenga que entrar de urgencia en una residencia de ancianos, o limitar el acceso a una franja horaria a las personas que acceden a un hogar cuando los propietarios no están en la vivienda”. “Otras aplicaciones empresariales y comerciales son en hoteles, para el acceso a las habitaciones, o en centros de negocio para el acceso a despachos. También puede un empleado tener un acceso controlado y limitado a su empresa durante el periodo vacacional”.

Comercialización:

El proyecto se encuentra en fase de fabricación de pre-series funcionales y en búsqueda de socios que quieran invertir en la explotación del producto. Las empresas participantes en el desarrollo del producto buscan empresas interesadas en colaborar en la fabricación en serie, comercialización y distribución.

Según los responsables de AIMME “creemos que se trata de un negocio con futuro ya que hay numerosos sectores que pueden beneficiarse de este sistema: desde residencias de ancianos y hospitales, centros de negocio, hoteles, empresas y cualquier lugar donde queramos contar con un sistema de control de accesos sin costes adicionales”.

Este desarrollo es el resultado del proyecto Green Access, financiado por la Unión Europea a través del programa Ecoinnovation del Competitiveness and Innovation Framework Programme.

FUENTE: Mundo Energia


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar