Coyuntura Nacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

YPFB programa $us 695,8 millones en proyectos de industrialización


El programa de inversiones de YPFB destinará este año un monto histórico de $us 695,87 millones a actividades de industrialización del gas natural. En plantas de separación de líquidos se programó $us 279,63 millones y en industrialización $us 416,24 millones.

Las plantas petroquímicas cambiarán en forma cualitativa y significativa el perfil económico del país, pues se contará con un país industrializado. “El gas natural no solo se va exportar como materia prima, sino con valor agregado, lo que permitirá generar mayores ingresos para el país”, resalta el presidente de YPFB, Carlos Villegas.

Los complejos petroquímicos, en operación, darán valor agregado al gas natural, generarán empleos y divisas por la exportación de excedentes.

PLANTA RÍO GRANDE. La Planta de Separación de Líquidos Río Grande se encuentra en operación desde agosto de 2013. Con el aporte de este complejo Bolivia es autosuficiente en la producción de GLP, pues cubre toda la demanda interna y el excedente se destina a la exportación.

En el último cuatrimestre de la gestión pasada, la Planta generó ingresos por $us 14 millones por la exportación de GLP a Paraguay y Perú. “Con la planta de Río Grande se logró la autosuficiencia en el país de tal manera que la producción de GLP a nivel nacional hoy en día cubre la demanda y ya no importamos, ya no requerimos subsidios”, menciona Villegas.

La producción programada para 2014 es de 129.600 toneladas métricas de GLP. El 80% de la producción de esta planta se destina al mercado interno y el 20% a la exportación. Además, producirá 144.000 barriles de gasolina natural y 43.200 barriles de isopentano.

PLANTA GRAN CHACO. En el proyecto de la Planta de Separación de Líquidos Gran Chaco se invierte $us 608,9 millones. Para este año está programado $us 197,6 millones.

Esta planta, que será entregada en septiembre, será seis veces más grande que la de Río Grande. De la separación del gas rico, que actualmente se envía a Argentina, se obtendrá GLP, gasolina, isopentano y, a diferencia de Río Grande, se obtendrá etano.

“Esta planta ratificará la vocación exportadora de GLP. Además, se obtendrá materias primas para las plantas de industrialización como el etano para producir etileno polietileno. También vamos a obtener propano, que será materia prima para la Planta de Propileno y Polipropileno”, explica Villegas.

Planta de GNL.
Para la construcción de la Planta de Gas Natural Licuado (GNL) en Río Grande; en Santa Cruz se invierte $us 145,8 millones. En 2014 se programó $us 82 millones. Este sistema virtual de distribución de GNL alimentará con gas natural a 27 ciudades intermedias de todo el país, donde se instalarán Estaciones Satélites de Regasificación.

No todas las poblaciones pueden acceder al gas porque no están cerca a los gasoductos, por esa razón se construye esta Planta, que consiste en transformar el gas natural en líquido y a través de cisternas transportarlo a poblaciones intermedias donde se construye plantas de regasificación para convertir el líquido en gas.

La capacidad de licuefacción de la Planta será de 200 toneladas métricas por día. Permitirá entregar gas natural por redes para uso domiciliario y comercial, además de Gas Natural Vehicular a estaciones de GNV.

Planta de Amoniaco y Urea. La Planta de Amoniaco y Urea que se encuentra en construcción en Bulo Bulo, Cochabamba, será el primer complejo petroquímico en Bolivia que produzca fertilizantes. Producirá 756.000 toneladas métricas anuales (TMA). La inversión total de la construcción de este complejo es de $us 862,5 millones. Para este año se destinará $us 382,36 millones. “Una parte de la producción de fertilizantes se exportará y la otra se destinará el mercado interno con la finalidad de sustituir primero las importaciones de fertilizantes y, segundo, inducir a los agricultores para que incrementen su uso”, explica Villegas.

Asimismo, se coadyuvará a la seguridad alimentaria del país, además la planta mejorará la productividad del sector agrícola y aumentará el rendimiento de los cultivos.

Planta de Propileno y Polipropileno. Este proyecto se encuentra en fase de ingeniería conceptual y la suscripción del contrato de Ingeniería, Procura y Construcción (IPC) está programado para el segundo semestre de este año. El inicio de operaciones está proyectado para el 2018. La capacidad de la planta será de 350.000 TMD con destino al desarrollo del mercado de plásticos duros.

Planta de Etileno y Polietileno. El inicio de operaciones de este complejo está programado para el año 2022, con una inversión significativa.

“Esta planta utilizará como materia prima el etano que se va extraer de la planta de separación Gran Chaco. Son inversiones altas que se justifican, porque una vez se encuentren funcionando estas plantas, el perfil económico de Bolivia cambiará significativamente”, destaca Villegas.

El etano y el propano permitirán la construcción de la planta de plásticos blandos.




Fuente: AN-YPFB

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar