Coyuntura Internacional

Boletin Semanal

Suscribirse aqui

Empresarios mexicanos piden evitar oligopolio en materia energética

Esto con el objetivo de impulsar la integración de firmas de pequeño y mediano tamaño mexicanas al proceso energético.

La iniciativa privada demandó que en el diseño de las leyes secundarias en materia energética se evite pasar de un monopolio público a un oligopolio público-privado que no genere ni distribuya la riqueza en el país.

Juan Pablo Castañón, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), demandó la incorporación de pequeñas y medianas empresas mexicanas a través de consorcios energéticos y de proveeduría nacional.

“Debemos evitar pasar de un monopolio a un oligopolio en el que participen sólo unas cuántas compañías, lo que necesitamos es generar una gran red de firmas mexicanas para generar desarrollo regional.”

El dirigente nacional destacó que el sector productivo nacional cuenta con unidades productivas grandes y medianas con capacidad para explotar campos maduros o producir gas shale además de poseer una base sólida y diversificada de proveedores, con capacidad de suministro oportuno, suficiente, competitivo y de calidad.

Con el objetivo de impulsar la integración de firmas de pequeño y mediano tamaño mexicanas al proceso energético, el líder empresarial presentará a los legisladores un documento con varias propuestas que contemplan desde el desarrollo de conocimiento y talento, haciendo obligatorio que los operadores contribuyan al desarrollo local para generar profesionistas locales hasta la divulgación de contrataciones futuras de obras, bienes y servicios, para facilitar la participación de proveedores nacionales y generar mayor competencia y transparencia en la asignación de las licitaciones.

Las propuestas presentadas a los medios de comunicación incluyen apoyar con financiamiento o con certificación, la creación y operación de consorcios que agrupen a pequeños proveedores para suministrar en grandes volúmenes necesidades de los operadores además de crear un sistema nacional independiente de registro y seguimiento de proveedores y contratistas para realizar diagnósticos que identifiquen las necesidades de infraestructura en zonas nacionales con potencial petrolero e impulsar vocaciones productivas en los nuevos mercados de energéticos.

Mexicanas quieren prioridad

El sector patronal también demandó al gobierno federal otorgar a las compañías locales prioridad en el otorgamiento de permisos para operar los campos maduros que Petróleos Mexicanos (Pemex) pudiera “desestimar” para seguir desarrollándolos.

“Proponemos que las empresas mexicanas que ya están en el sector tengan la capacidad de operar en campo maduros que Pemex no haya seleccionado, ya sea por capacidad propia o por alianzas tecnológicas que puedan hacer con otras, pero que tengan las primeras opciones en pozos maduros que Pemex vaya a licitar”.

Dijo que Grupo Carso, Diavaz, Alfa y Grupo R están interesadas en explotar campos maduros y gas shale.

Inversión de US$35.000

Leyes secundarias en materia energética que fomenten el contenido nacional y la proveeduría local detonarán inversiones privadas por hasta US$35.000 millones anuales durante los siguientes siete años, estimó Castañón.

Propuso que el contenido nacional transite de 25% a 40%. “De lo que se trata es de que las grandes ganadoras de esta reforma sean las pequeñas y medianas empresas mexicanas”.


FUENTE: AMÉRICA ECONOMÍA

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar