Boletin Semanal

Suscribirse aqui
La presente nota grafica que el tema de la energía en nuestros países solo es considerado ante situaciones de crisis de abastecimiento o de precios extremadamente altos y que faltaría una mirada de largo plazo.###

Davos 2014:
¿poco atento a temas energéticos?

 

La presente nota grafica que el tema de la energía en nuestros países solo es considerado ante situaciones de crisis de abastecimiento o de precios extremadamente altos y que faltaría una mirada de largo plazo.

 

Para reducir el calentamiento global se requiere una acción concertada de promoción de la eficiencia energética, generación de electricidad con energía limpia, utilización de combustibles limpios, y agricultura amigable con el ambiente...

 

Vesna Marinkovic U.

 

En el último Foro Económico Mundial en Davos, realizado en enero de 2014, la energía no tuvo una gran participación como tampoco el tema de medio ambiente, superados por el análisis de la situación económica, financiera y problemas de la sociedad en especial la desigualdad, dijo a ENERGÍABolivia Cristian Hermansen, presidente de la comisión de energía del Colegio de Ingenieros de Chile A.G.

 

“Esto también refleja el enfoque de nuestros países, en la mayoría de los cuales el tema energía toma relevancia solamente ante situaciones de crisis de abastecimiento o de precios extremadamente altos, faltando muchas veces una mirada de largo plazo y de anticiparse al cambio de una comunidad consciente de sus derechos y de su deseo de vivir en un planeta más sustentable”, reflexionó.

 

En esta línea añadió que:” Justamente una de las preocupaciones del Foro fue el cambio climático y la incorporación de las nuevas tecnologías de utilización de petróleo y gas de esquistos (shale gas)”.

 

LA DESIGUALDAD

 

Hermansen dijo que en el tema de la desigualdad, tal como lo expresó Ban Ki-moon, secretario general de Naciones Unidas, de los 7.000 millones de habitantes del planeta hay aproximadamente 1.300 millones de personas que no tienen acceso a las redes de electricidad.

 

En su criterio, “esto significa un gran desafío del sector eléctrico de avanzar en la incorporación de estas personas a los beneficios de integración a la sociedad que se obtienen al tener electricidad y su acceso a un mejor nivel de vida y de comunicación”.

 

Dentro de la lectura crítica de Hermansen, los efectos del cambio climático que ya se están manifestando en desastres naturales, sequías, inundaciones, condiciones extremas de temperatura ya sea de frío o de calor, requieren de una acción inmediata y con la participación de todos los actores y países.

 

“Para reducir el calentamiento global se requiere una acción concertada de promoción de la eficiencia energética, generación de electricidad con energía limpia, utilización de combustibles limpios, agricultura amigable con el ambiente, disminución de la huella de carbono y una actitud responsable en el uso de los recursos naturales”, dijo.

 

UN PROBLEMA Y NO UNA OPORTUNIDAD

 

Lamentó que hasta el momento los avances no hubieran sido significativos porque en su criterio no ha existido una visión global a nivel planetario y que las empresas en general ven el cambio climático como un problema y no como una oportunidad de negocios a largo plazo.

 

Señaló que uno de los temas en discusión desde hace varios años es la definición de valorizar los efectos de la emisión de carbono a la atmósfera, ya sea a través de impuestos, permisos de emisión, transacciones de mitigación, etc., sin obtenerse resultados concretos ampliamente difundidos.

 

“Tal como ocurrió con los temas ambientales se podría esperar que las instituciones financieras incorporen exigencias a los proyectos de realizar análisis de la emisión de carbono a la atmósfera para el análisis de sus préstamos y faciliten la implementación de estos conceptos”, dijo.

 

Para Hermansen existen numerosos ejemplos de casos puntuales de empresas y países que están avanzando en el uso de energías renovables, eficiencia energética y de aumentar el costo a los emisores de carbono, pero, precisó que todavía son “esfuerzos aislados”.

 

En este marco, sostuvo que las discusiones en el Foro de Davos 2014 permiten reflexionar y analizar qué estamos haciendo como país, comunidad, empresas y personas a nivel de entregar un mejor planeta a nuestros descendientes en una dinámica en que los plazos se están acortando.

 

SEÑALES MÁS FUERTES

 

Con todo, en Davos 2014 hubieron voces aisladas que-en la dinámica del encuentro aunque no en las conclusiones-, manifestaron que “la economía mundial está en riesgo a menos que se logre un acuerdo en París 2015 para reducir las emisiones de carbón y petróleo que atrapan el calor en la atmósfera”.

 

Cristiana Figueres, responsable ante la ONU en materia climática, fue la encargada de hacer estas precisiones asegurando, según la Asociated Press, que: “es necesario enviar señales más fuertes que hasta ahora a la economía global” para que adopte fuentes de energía sustentables y estabilice el calentamiento en un nivel que evite las consecuencias más graves del cambio climático.

 

La agencia ha señalado que los gigantes proyectos de extracción de petróleo y gas darán dolores de cabeza a los ejecutivos de la industria petrolera en los años que vienen, a medida que los retrasos, excesivos costos y crecientes riesgos exigen nuevas estrategias para manejarlos.

 

“La escala y complejidad de esos proyectos está amenazando con superar la habilidad incluso de grandes compañías petroleras para controlarlos”, observó. “Lo que vemos son significativos retrasos en la industria de petróleo y gas como resultado de la falta de habilidades disponibles, barreras burocráticas y desafíos geopolíticos”, habría señalado Fatih Birol, economista jefe de la Agencia Internacional de Energía (AIE), según esta fuente

 

COMO COROLARIO

 

El evento de Davos, que no tiene conclusiones y se presenta como un foro “abierto”, ha visibilizado el tema del desempleo en el mundo, especialmente en Europa, como una asignatura de “alta preocupación” por lo que algunos analistas como Bernard Guy Ryder han señalado que si este tema no se resuelve, no se podrá superar la crisis.

 

Sin embargo, Ryder, especialista británico en cuestiones del mundo laboral y actual titular de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), destacó que “se trató del primer Davos “normal” desde la crisis”, que se mostró un evento con “optimismo moderado” y, sin embargo, no arrojó respuestas contundentes sobre si la actual situación de crisis demanda solamente una recuperación económica o una reestructuración.

 

Roberto Laserna
presidente fundación
Milenio

PREGUNTAMOS:
¿RECUPERACION O REESTRUCTURACIÓN?

 

Davos 2014: ¿planteó recuperación de la economía o reestructuración del mundo?

 

Los debates mostraron que ocurren ambos procesos pero no son simultáneos ni espacialmente coincidentes. Hay problemas de adaptación en algunas economías avanzadas, especialmente de Europa, pero en las que viven el dinamismo de la emergencia. Como ambos procesos están relacionados, se compensan y muestran mejoría para el conjunto.

 

Hay recuperación pero seguirán habiendo turbulencias de adaptación. Sufrirán más las sociedades con estructuras menos flexibles, o que tienen desigual capacidad para responder a los cambios. A veces los agentes económicos tienen posibilidades de enfrentar desafíos pero no los políticos, y eso genera tensiones y conflictos.

 

Y la reestructuración sigue porque las actividades de industria, comercio y servicios se están relocalizando y cambiando la geografía económica del mundo.

 

En este escenario,¿ cuál la situación de los recursos naturales y del medioambiente?

 

Aunque la industrialización actual tiende a usar menos energía y materiales por unidad de producto, su dinamismo mantendrá demanda y precios, generando procesos marcados por el rentismo en los países productores. El rentismo estatal es una trampa que muy pocos han podido evitar y por eso creo que seguirá siendo el mayor obstáculo para aprovechar la bonanza que se nos ofrece.