Boletin Semanal

Suscribirse aqui

Destituyen a Achá en medio de denuncias de corrupción en YPFB

La licitación de tres taladros valuadas en $us 148,8 millones fue el último proceso que terminó por quitarle la confianza del presidente Evo Morales. Óscar Javier Barriga Arteaga asume como nuevo presidente de la mayor empresa boliviana.

El presidente Morales tomó este jueves la decisión de destituir de la presidencia de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Boliviano (YPFB) a Guillermo Achá,hombre que fue propuesto por el extinto presidente de la estatal petrolera, Carlos Villegas, para dirigir la mayor empresa estatal del país.

La salida de Achá de YPFB se da en medio de una serie de denuncias de supuestos actos de corrupción al interior de la estatal petrolera.

El ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, tomó juramento al nuevo presidente de YPFB, Óscar Javier Barriga Arteaga, que antes fue viceministro de Industrialización, Comercialización, Transporte y Almacenaje de Hidrocarburos.

 

Achá tenía la misión de continuar la gestión de Villegas

Guillermo Achá asumió el 5 de febrero de 2015, la presidencia interina de YPFB Corporación. En la oportunidad, Evo Morales le encargó dar continuidad a los proyectos estratégicos planificados por su antecesor, Carlos Villegas, relacionados a las actividades de exploración, explotación e industrialización.

“En una reunión que tuve con los hijos del compañero Carlos Villegas, en sus últimas palabras había dejado encargo a los hijos de Carlos en Chile, que el compañero Guillermo Achá debe continuar con el trabajo. Soy muy respetuoso de este pedido de Carlos y como justo homenaje quiero que sepan que es un reconocimiento al compañero Carlos que Guillermo Achá sea presidente interino de YPFB”, destacó Morales.

“Este 2015 tenemos que ratificar y consolidar a YPFB como un actor principal en la actividad de exploración. En lo que es industrialización, continuar con todos los proyectos que tenemos ya trazados, con el inicio de operaciones comerciales de la Planta Gran Chaco ‘Carlos Villegas Quiroga’ marcaremos y seguiremos continuando el camino de consolidar a Bolivia como un país que garantice una seguridad energética en la región”, fueron las primeras palabras de Achá, como presidente interino de YPFB.

Perfil de Achá y cargos asumidos en la estatal petrolera

Guillermo Achá Morales nació el 20 de julio de 1981 en la ciudad de La Paz. Eslicenciado en Administración de Empresas, titulado en la Universidad Católica Boliviana. Cursó una maestría en Petróleo y Gas en la Universidad Privada Boliviana y otros estudios de Marketing y Finanzas en la Univalle convenio Universidad de La Plata.

Desde la gestión 2006 ha iniciado actividades en la estatal petroleradesempeñando funciones en YPFB Casa Matriz como encargado de Programación y Distribución de combustibles, jefe de Abastecimiento, director nacional de Comercialización de Hidrocarburos Líquidos, gerente nacional de Comercialización y como vicepresidente Nacional de Operaciones. Asimismo desempeñó funciones como gerente general en YPFB Refinación, subsidiaria de YPFB Corporación.

Antecedentes de corrupción en YPFB

La empresa más grande del país, YPFB se vio envuelta en distintos hechos de corrupción durante las gestiones de cinco presidentes que administraron la estatal.

En distinta medida, Jorge Alvarado, Juan Carlos Ortiz, Manuel Morales Olivera, Guillermo Aruquipa, Santos Ramírez, Carlos Villegas y Guillermo Achá tuvieron que defenderse ante hechos cuestionados por sectores de oposición y medios de comunicación.

Los escándalos que agobiaron a la empresa petrolera estatal, se refieren a contratos lesivos contra el Estado, uso indebido de influencias, enriquecimiento ilícito, accidente de tránsito, atraco y asesinato del empresario tarijeño Jorge O´Connor D`Arlach, robo de llantas y baterías, red de corrupción con contratos para la unidad de comunicación, y finalmente el caso de las narcocisternas, entre los más sobresalientes.

Jorge Alvarado (2006)

En julio de 2006, Jorge Alvarado asumió la presidencia de YPFB con la promesa de renovar la estatal en dos años.

Tras siete meses de gestión, Alvarado fue obligado a renunciar por denuncias de haber realizado supuestos contratos ilegales y lesivos contra el Estado, los cuales significarían la pérdida de $us 39 millones para las arcas del Estado. Antes de que inicie cualquier investigación, fue designado Embajador en Venezuela.

Juan Carlos Ortiz (2006 - 2007)

Fue posesionado el 28 de agosto de 2006, su gestión fue muy corta y dimitió a su cargo por presiones políticas antes de cumplirse el primer año de Gobierno.

Manuel Morales Olivera (2007)

Manuel Morales Olivera asumió el cargo el 20 de enero de 2007; fue parte del equipo que diseñó la nacionalización de los hidrocarburos y se desempeñó como asesor de la Presidencia de YPFB.

La gestión de Morales se manchó a raíz de la realización de 44 contratos petroleros irregulares con múltiples errores, mediante negociaciones secretas que entabló con las petroleras.

En la administración de Morales Olivera, se dijo que las transnacionales petroleras pagarían hasta el 80% de sus ingresos, sin embargo, debido a las irregulares negociaciones, el país sólo percibió el 50%.

Guillermo Aruquipa (2007-2008)

Fue posesionado el 24 de marzo de 2007. La gestión de Aruquipa fue vinculada a hechos de nepotismo y contratación de personal aparentemente ilegal, por lo que se vio obligado a presentar su renuncia.

Posteriormente, en 2009, Aruquipa fue aprehendido por los delitos de tráfico de influencias, asociación delictuosa, por conformación irregular de la sociedad mixta entre Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos y el Servicios e Industrias Petroleras S.A. (YPFB-SIPSA).

La empresa de servicios SIPSA fue creada por orden de Santos Ramírez con el propósito de prestar servicios a YPFB, entre ellos la recalificación de garrafas de GLP, contrato que se adjudicó por 1,8 millones de dólares.

Santos Ramírez (2008 - 2009)

Fue posesionado el 12 de marzo de 2008. La gestión de Ramírez fue una de las más criticadas de la historia de YPFB. En su contra se abrieron 12 casos por corrupción.

Los casos de Sipsa y Catler son la muestra de las grandes irregularidades en la administración de Ramírez. En el primero ordenó la conformación irregular de la empresa YPFB-Sipsa y suscripción de contrato de recalificación de garrafas. En el segundo caso, Ramírez fue acusado por corrupción en la adjudicación de obras a la empresa Catler Uniservice, encargada de la construcción de la Planta Separadora de Líquidos (Río Grande-Santa Cruz); por este hecho fue condenado a 12 años de cárcel.

También resaltan otros diez casos con diferentes denominaciones: caso Mario Cossio Mac Galem y otros, caso Daesung, caso medidor volumétrico, caso "Telas", caso "Zapatos", caso Estación de Servicios Uruguay, caso Camisas y blusas, caso Advisory Group, y caso falsificación.
Carlos Villegas (2010 - 2014)

Carlos Villegas asumió el cargo el 1 de febrero de 2009 y fue el presidente que más tiempo duró en la administración de la estatal petrolera, pero no se libró de los hechos de corrupción durante su gestión.

En primer lugar, resaltan hechos de corrupción por funcionarios de YPFB, como es el caso de Gerson Rojas, quien fue destituido por haber cometido delitos de uso indebido de bienes del Estado y enriquecimiento ilícito.

Otra situación irregular se desata por el robo de 144 llantas de YPFB, el cual fue denunciado por vecinos de la ciudad de El Alto, exigiendo a Villegas aclarar el caso, en el cual según el diputado Amilcar Barral, estuvo involucrado el hijo del ministro de Economía Luis Arce, Marcelo Arce.

Un caso similar fue el que se produjo en Santa Cruz, con la pérdida de 146 llantas nuevas y cuatro baterías UPS (Sistema de Alimentación Ininterrumpida) de los galpones de la Vicepresidencia Nacional de Operaciones (VPNO) y del galpón de activos fijos de YPFB. En esta irregularidad el Ministerio Públicoinvestiga a tres funcionarios de YPFB.

Pero el caso más relevante fue sin duda el de la unidad de Comunicación de YPFB. En este caso se denunció la formación de una red de corrupción que operaba al interior de la petrolera, por el que seis personas relacionadas con la Unidad de Comunicación de YPFB y de almacenes de la subsidiaria Chaco, fueron aprehendidas. Entre las personas detenidas se encuentra Selva Camacho (fue directora de Comunicación de YPFB), Ever Terán Flores (funcionario de la Unidad de Comunicación de YPFB), Ericka Rojas Rivero (representante de la empresa Colibrí), Guido Alarcón Terrazas y Luis Alejandro Bell Camacho (hijo de Selva Camacho).

La ministra de Transparencia, Nardy Suxo, dijo que Carlos Villegas presentó la denuncia contra esas personas por uso indebido de influencias, posible enriquecimiento ilícito y supuesto incumplimiento de deberes al interior de la unidad de comunicación.

Selva Camacho denunció que Carlos Villegas cometió hechos de corrupción además de que la habría acosado en varias oportunidades desde que era Ministro de Planificación hasta entonces en que se desempeñaba como titular de YPFB. Las denuncias no fueron demostradas y el aludido las negó. Su salud se deterioró y el Gobierno salió en su defensa.

Guillermo Achá (2015)

Asumió el cargo el 5 de febrero de 2015 y pese al poco tiempo que lleva, su gestión ya se ha visto involucrada en el hecho de corrupción de las "narco-cisternas".

El caso fue denunciado por el diputado opositor Tomás Monasterios, quien informó que la justicia argentina había encontrado droga en los camiones de una empresa contratista de YPFB. La empresa es CRETA SRL, propiedad del empresario Juan Carlos Sejas, que administra una flota de alrededor de 300 camiones cisternas, de los que casi 100 son de su propiedad.

El pasado 6 de julio, Monasterios presentó una denuncia contra el empresario y contra el presidente de YPFB por presuntas implicaciones en actividades ilícitas de narcotráfico de la empresa de transporte de carburantes Creta SRL y la supuesta participación de ejecutivos de la estatal YPFB.

Además, el diputado considera que Achá fue permisivo con Creta SRL y, por lo tanto, debería renunciar a su cargo. Cree que detrás del caso hay "peces gordos que están siendo protegidos".

La máxima autoridad de YPFB negó cualquier relación de la estatal con las actividades ilícitas de la empresa Creta SRL e involucró en el caso a la empresa cruceña Guabirá, que rechazó cualquier vinculación con la actividad ilícita. Mariano Aguilera, principal accionista de Guabirá, es además primo del gobernador Rubén Costas.

La renuncia del exgerente de Comercialización de YPFB, Mauricio Marañón Somoya, coincidió con el estallido del caso pero el presidente de la petroleranegó en dos ocasiones que Marañón se fuera de la empresa por este problema.

La justicia de Argentina embargó recientemente $us 2,5 millones sobre los bienes del empresario Sejas y la Interpol pidió su captura. El 2 de septiembre se concretó la misma en Bolivia; fue imputado por legitimación de ganancias ilícitas y tráfico de drogas, actualmente está recluido en Palmasola. Debe demostrar el origen de cerca del centenar de cisternas que posee.

FUENTE: EL DEBER 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar